Top de autores

Lunes 01 de septiembre 2014   BUSQUEDA
   
   
Cossío Ochoa Emma Alicia, Peña Echeverry Nolly Maritza, Abad Bayona Isabel, López Pérez Gerardo, Huerta López José Guadalupe.
Infecciones virales de vías respiratorias bajas como factor sensibilizante para aeroalergenos
Seguimiento durante tres meses en pacientes pediátricos
Alergia e Inmunol Pediatr 1997; 6(2)  : 38-46.

Resumen
 

El origen de las enfermedades alérgicas es multifactorial, donde predominan principalmente: el antecedente de atopia familiar, condiciones del medio ambiente, factores dietéticos e infecciones virales.

Las infecciones virales del tracto respiratorio bajo, pueden producir hiperrespuesta de la vía aérea y 25 a 56% de estos pacientes desarrollarán asma.

Estos virus incluyen: Virus sincicial respiratorio (VSR), parainfluenza 1, 2 y 3, influenza A y B, adenovirus, coronavirus y rinovirus. Los mecanismos fisiopatológicos involucrados pueden ser inmunológicos y no inmunológicos.

Objetivo: Comparar la determinación basal, de la inmunoglobulina E (IgE) total, y específica a Dermatophagoides pteronyssimus (Dpt) y Dermatophagoides farinae (Df), con la cuantificación al primero, segundo y tercer mes posterior a una infección de vías aéreas bajas de probable etiología viral en sujetos pediátricos. Identificar el tipo de infección viral de vías respiratorias bajas que curse más frecuentemente con sensibilización a Dpt y Df. Aislamiento viral más frecuente.

Evaluar otros factores asociados a la infección viral de vías respiratorias bajas para el desarrollo de sensibilización a Dpt y Df como: edad, sexo, antecedentes de atopia familiar, tabaquismo intradomiciliario, alimentación al seno materno y tiempo del mismo, edad de ablactación, inicio de leche entera de vaca, convivencia con animales y estancia en guarderías.

Material y métodos: Se realizó un estudio prospectivo, longitudinal, descriptivo, observacional y clínico. Donde se incluyeron 50 niños, con edades entre un mes y cuatro años de edad, de ambos sexos, que acudieron al Servicio de Urgencias del Instituto Nacional de Pediatría con diagnóstico de infección de vías respiratorias bajas y con sospecha clínica de etiología viral.

En el periodo comprendido de noviembre de 1995 a febrero de 1996. Por inmunofluorescencia se realizó la identificación viral a muestras de secreciones nasofaríngeas durante la fase aguda de la infección determinando: VSR, parainfluenza 1, 2 y 3, influenza A y B, y adenovirus.

Las muestras de sangre fueron obtenidas durante la fase aguda, al primero, segundo y tercer mes posterior a la infección para la medición de IgE total y específica a Dpt y Df, por medio de inmunoenzimoensayo y EAST respectivamente. Para corroborar la asociación entre las variables, se utilizó la prueba t de student, c2 y prueba exacta de Fisher.

Resultados: Los valores de IgE específica para ácaros del polvo, no resultaron significativos. Sin embargo, en 28 pacientes (56%) la elevación de la IgE total fue significativa en la fase aguda, incrementándose de manera persistente hasta el final del estudio en cinco de ellos.

De todos los pacientes estudiados, 32 (64%) fueron masculinos, y 18 (36%) femeninos. En cuanto a la distribución de grupos de edad el 12% tenían entre dos y cuatro años y el 88% eran menores.

El porcentaje de aislamiento viral fue: 16% VSR (ocho pacientes), 6% influenza A (tres pacientes), 2% respectivamente para adenovirus, parainfluenza 1 y 3 (un paciente). El análisis de la asociación entre las diversas variables que pueden considerarse factores de riesgo para sensibilización a Dermatophagoides no resultaron significativas.

Discusión: La población en estudio, en general, no presentó antecedentes importantes de factores de riesgo, lo cual pudo favorecer en la falta de sensibilización a Dermatophagoides. Asimismo, de los 14 pacientes (28%) en donde se determinó aislamiento viral, tampoco desarrollaron sensibilización.

Por otro lado, el comportamiento de la IgE puede explicarse por una respuesta policlonal no protectora, secundaria a la infección y además el aislamiento viral dentro de este grupo que se obtuvo en siete sujetos (25%), nos hace pensar que este incremento de IgE revela aumento de IgE específica a estos agentes, sin embargo este dato no se pudo corroborar. Finalmente, no descartamos la posibilidad de una sensibilización posterior en estos pacientes, ya que la evaluación únicamente incluyó un periodo de tres meses.

Conclusiones: No existió correlación significativa entre infección de vías aéreas de etiología viral e incremento de IgE específica a Dermatophagoides. El comportamiento de la IgE en más de la mitad de los casos pudo ser secundaria a la infección.

Los factores de riesgo asociados a infección de vías respiratorias bajas, no fueron estadísticamente significativos para sensibilización a Dermatophagoides. Se detectó aislamiento viral en el 28% de los pacientes.


Palabras clave: Identificación viral, factores de riesgo, sensibilización.
Este artículo ha sido visitado 12299 veces.
   
Marzo-Abril
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído