Top de autores

Miércoles 17 de diciembre 2014   BUSQUEDA
   
   
Morán Alvarez Cristina, Cruz Licea Verónica.
Teniosis-cisticercosis.
Epidemiología y factores de riesgo
Rev Fac Med UNAM 2000; 43(2)  : 67.

Completo
 

El helminto parásito Taenia solium provoca dos enfermedades en el ser humano: cisticercosis y teniosis. Actualmente el diagnóstico de estas enfermedades se lleva a cabo por técnicas inmunológicas como el coproantígeno, método desarrollado originalmente en la Facultad de Medicina de la UNAM, con una sensibilidad cercana al 100%. La teniosis-cisticercosis tienen una alta prevalencia en los países de Asia, Africa y América Latina. Para México, en 1995 se registró una tasa promedio de teniosis de 3.0 casos por 10,000 habitantes y 0.5 para cisticercosis. En 1996, se presentaron 584 casos de cisticercosis y 3,462 de teniosis. Para 1997, de acuerdo con el Boletín de Epidemiología, hasta la semana 52 (del 21 al 27 de diciembre de 1997) se presentaron 669 casos de cisticercosis, teniendo Jalisco y la Ciudad de México mayor número de casos; para teniosis se reportaron 2,686 casos, siendo Veracruz y Tabasco los estados más afectados. En el caso de la neurocisticercosis humana en México, se encuentra en aproximadamente el 2% de las necropsias de adultos, es motivo del 20 al 25% de las craneotomías en instituciones especializadas y la principal causa de consulta neurológica por epilepsia, 8% en pacientes de hospitales de neurología y 12% en estudios seroepidemiológicos. En algunos estudios se mencionan los principales factores de riesgo encontrándose mayor número de casos en el sexo femenino; del mismo modo existe mayor número de casos en la edad adulta entre los 30 y 39 años que en edades tempranas. El nivel socioeconómico se encuentra fuertemente asociado con la presencia de teniosis-cisticercosis y otras parasitosis; el bajo nivel socioeconómico provoca situaciones como fecalismo al ras del suelo, costumbre bastante difundida, que provoca la contaminación de alimentos, agua y aire con excremento. Otra situación es el hacinamiento; en este caso, el mayor riesgo se encuentra cuando se convive con un teniásico ya que aumenta la posibilidad de adquirir cisticercosis. El huésped intermedio (cerdo) juega también un papel importante en la infección por este parásito, debido a los hábitos coprofágicos del cerdo que en ocasiones tiene acceso a las letrinas, donde posiblemente se alimente de excrementos de un portador de tenia quedando infectado, por lo que el cerdo es considerado de alto riesgo sobre todo si se acostumbra a comer carne de estos animales. De acuerdo a diversos estudios se ha observado que el bajo nivel educativo también se encuentra fuertemente asociado no solamente a la presencia de teniosis-cisticercosis sino a muchas más parasitosis. En México subsisten las condiciones que propician la transmisión de estas enfermedades; sin embargo, un buen programa de educación para la salud sería efectivo para el control de la teniosis y prevención de la cisticercosis.


Palabras clave: .
Este artículo ha sido visitado 1582 veces.
   
Marzo-Abril
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído