Top de autores

Jueves 30 de octubre 2014   BUSQUEDA
   
   
García Compeán Diego, García Cantú Dora Alicia, Bosques Padilla Francisco Javier, Maldonado Garza Héctor Jesús, Michel  Henri.
El síndrome de Fitz-Hugh-Curtis.
Causa frecuente de error de diagnóstico en hepatología y gastroenterología
Rev Gastroenterol Mex 1995; 60(4)  : 223-228

Resumen
 

Antecedentes: El síndrome Fitz-Hugh-Curtis (FHC) consiste en perihepatitis secundaria a infección pélvica. Descrito inicialmente como una complicación debida al gonococo, en la actualidad es producido más a menudo por Chilamydia trachomatis. Se observa en el 5 a 10% de las mujeres con salpingitis o esterilidad tubaria en los países desarrollados. Su prevalencia en México se desconoce, pero podría ser similar a la observada en otros países en vías de desarrollo (34%).

Métodos: Se revisaron en bases de datos (MedLine y Current Contents) artículos sobre FHC publicados en los últimos 10 años. Se estableció el estado de conocimiento actual con énfasis especial en el diagnóstico serológico. Al mismo tiempo se analizaron las implicaciones en la práctica clínica en nuestro país.

Resultados: El FHC no es una afección que ponga en riesgo la vida de los pacientes; sin embargo, su reconocimiento temprano es de fundamental importancia por tres razones: 1) puede ser causa frecuente de error de diagnóstico en mujeres con dolor abdominal, fiebre y leucocitosis, ya que pocas veces se considera dentro del diagnóstico diferencial. A veces, debido a su desconocimiento, se llevan a cabo operaciones innecesarias (colecistectomía, apendicectomía, etc.), 2) es de fácil tratamiento, ya que responde facilmente a la terapia con antibióticos, 3) su desconocimiento es causa de angustia en el paciente, pues acude con múltiples médicos, y aún más importante es que puede provocar complicaciones graves, como embarazo tubario y esterilidad. El diagnóstico de certeza puede hacerse actualmente por medio de pruebas serológicas, las cuales han reemplazado los costosos e imprácticos métodos de cultivo de muestras del cérvix y de las adhesiones perihepáticas. El diagnóstico morfológico se hace por laparoscopia.

Conclusión: El FHC debe tomarse en cuenta en el diagnóstico diferencial en mujeres con dolor abdominal, fiebre y leucocitosis. El cambio operado recientemente en la sociedad mexicana en relación a los hábitos sexuales entre los jóvenes podría incrementar este tipo de padecimientos sexualmente transmitidos. Es necesario realizar estudios epidemiológicos con el fin de establecer la prevalencia en México.


Palabras clave: Perihepatitis, Fitz-Hugh-Curtis, Chlamydia trachomatis.
Este artículo ha sido visitado 35877 veces.
Y tiene una calificación promedio de: 7.00 puntos
   
Octubre-Diciembre
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído