Top de autores

Viernes 29 de agosto 2014   BUSQUEDA
   
   
Hidalgo Prado Pedro L.
Economía de la salud
Rev Cubana Salud Pública 2004; 30(1)  : 06-07

Completo
 

Desde hace más de 20 años un grupo de compañeros, llenos de voluntad e ilusión, comenzaron a hablar en Cuba de la disciplina Economía de la Salud. Términos tales como costo, eficacia, efectividad, eficiencia y redimensionamiento comenzaban a hacerse cada vez más frecuentes en el vocabulario, no sólo de quienes laboraban en el área económica, sino también de dirigentes y trabajadores de todo el sector.

En los años noventa comenzaron tiempos difíciles, profundamente marcados por la incertidumbre de los peores momentos de la crisis económica que había obligado a implantar el Período Especial, cuando mantener los logros de la Revolución en el Sector Salud era un reto para algunos imposible de lograr. En medio de las reformas que fue necesario acometer en la Economía Nacional, el Sistema Nacional de Salud abordaba, también, la introducción a nuevos enfoques económicos.

El impacto de la limitación creciente de recursos para la salud no era un obstáculo exclusivo de nuestro país; en otros ámbitos de la geografía mundial se hacía frente, igualmente, a estos retos. Como consecuencia, crecía el papel de una disciplina relativamente nueva, la Economía de la Salud, cuya influencia no tardó en llegar al ámbito cubano. En aquellos momentos aún no se tenían claros todos los elementos que integraban esta disciplina, no se disponía de compañeros con formación especializada en la materia, al igual que era prácticamente inexistente una literatura cubana sobre economía de la salud. No obstante, comenzaba a generalizarse la realización de trabajos sobre este tema.

La mayoría de éstos estaban enfocados, fundamentalmente, en los costos.
En esta primera etapa podía parecer una quimera la perspectiva de encontrar un espacio significativo a la Economía de la Salud. Pero un objetivo era bien claro en las mentes y los corazones de muchos, que ya desde entonces compartían esos sueños: nos movía la intención de contar con una salud pública paradigma de la eficiencia socialista, basada no solamente en un crecimiento cuantitativo, sino también en un profundo desarrollo cualitativo.

La celebración sistemática de actividades científicas, el desarrollo de investigaciones y la creciente formación de recursos humanos en la disciplina, ha brindado la oportunidad de seguir el trabajo de equipos cada vez más fortalecidos, comprometidos en el logro de estos objetivos. En la actualidad, puede decirse con legítimo orgullo, que muchos de aquellos sueños se han hecho realidad.

En esta publicación se presentarán algunos resultados de trabajos e investigaciones de profesores de la Cátedra de Economía de la Salud de la Escuela Nacional de Salud Pública y de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana, se abordará la disciplina desde algunos de sus campos, se podrán mencionar logros que han desempeñado un papel decisivo en la meta de elevar, cada vez más, el nivel de eficiencia en el Sistema Nacional de Salud y han contribuido, significativamente, a superar obstáculos que hace 12 años pudieron parecer insalvables para los espíritus endebles y los enemigos de la Revolución.

Se cuenta hoy con una Sociedad de Economía de la Salud que se extiende a lo largo del país, con filiales en todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud. Se dispone, asimismo, de centros de formación en Economía de la Salud descentralizados y desconcentrados que abarcan, desde cursos cortos y diplomados hasta el nivel de Maestría.

Otro logro es el incremento de actividades docentes y de investigación que trascienden los límites nacionales, con la participación de especialistas e instituciones cubanas en proyectos internacionales. Cada día que pasa los resultados en la materia interesan más como ejemplo a otros países de la región, con los cuales compartimos no sólo una historia y una geografía comunes, sino también la certeza de que, unidos, un mundo mejor es posible.

Aunque en este difícil trayecto recorrido ya puede hablarse de algunos resultados, aún queda un camino largo por andar, en el que será necesario enfrentar viejos y nuevos retos, entre los que pueden destacarse:

· Continuar mejorando la eficiencia y la calidad en las distintas áreas del sector.
· Continuar el perfeccionamiento de la docencia y la investigación.
· Ampliar las fuentes de financiamiento del sector salud.
· Lograr la publicación sistemática de los resultados científicos de la Economía de la Salud.

Para esto seguiremos trabajando con la misma fuerza de aquellos primeros días.

Pedro Luis Hidalgo Prado


Palabras clave:
Este artículo ha sido visitado 2391 veces.
   
Enero-Marzo
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído