Top de autores

Miércoles 17 de septiembre 2014   BUSQUEDA
   
   
Iglesias Benavides José Luis.
La histeria, furor uterino o mal de amor
Med Univer 2005; 7(28)  : 159-168

Resumen
 

La histeria se ha considerado una enfermedad exclusiva de las mujeres. El vocablo histeria deriva del griego hysteros, que significa matriz. Los egipcios relacionaban esta enfermedad con la creencia de que el útero era móvil y vagaba por el cuerpo. Los griegos continuaron esta idea y añadieron la abundancia de semen y la retención de la menstruación como las principales causas de esta enfermedad.

Estos dos conceptos, con algunos cambios según la época, perduraron cientos de años, hasta finales del siglo XIX. El uso de sustancias irritantes en la nariz, el matrimonio y la sangría se mantuvieron como las formas de tratamiento más usadas. En los siglos XVII y XVIII surgieron los primeros autores que consideraron a la histeria una forma de enfermedad mental; sin embargo, prevalecieron las ideas anteriores. En el siglo XIX aparecieron las teorías que vinculan a los ovarios y a la matriz como causa de las enfermedades de la mujer, incluidas las mentales. Fue así como surgieron los procedimientos quirúrgicos y médicos dirigidos específicamente a estos órganos. Durante el siglo XX los psiquiatras consiguieron importantes progresos que permitieron relacionar a la histeria como una forma de respuesta de adaptación insuficiente, evasiva o mutilada, que permitió establecer medidas de manejo y prevención estrictamente psiquiátricas.

Cuando se despojó a la mujer de su dependencia a los instintos genitales, fue notable el cambio de actitud de la sociedad hacia ella.


Palabras clave: Furor uterino, histeria, neurosis histérica, melancolía.
Este artículo ha sido visitado 18415 veces.
   
Julio-Septiembre
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído