Top de autores

Sábado 30 de agosto 2014   BUSQUEDA
   
   
Rodríguez Arce María Antonieta.
La niñez temprana.
Sus características y manejo
Corr Med Cient Holg 2007; 11(2)  :

Resumen
 

La transición de la lactancia a la edad temprana está ligada al desarrollo de una nueva relación respecto al mundo de los objetos. Los principales intereses del niño/a están encaminados al dominio de las nuevas acciones con objetos, lo cual constituye su actividad principal. El adulto asume su papel de maestro, educador, colaborador y ayudante, con el fin de que alcance este dominio, sin embargo, por desconocimiento, no siempre lo hace adecuadamente.

En la niñez temprana ocurren cambios importantes para el desarrollo de la personalidad del hombre y se producen en ella, tres logros a destacar: dominio y perfeccionamiento de la actividad con los objetos, del lenguaje y de la marcha.

Esta etapa constituye el período sensitivo del desarrollo del lenguaje, es decir, es el momento donde se aprende con más facilidad y rapidez la lengua materna.

Aproximadamente a los 3 años se distingue respecto a los demás y dice: “Yo”, “Yo corro”, “Yo solo”, “Yo quiero”. El niño/a comienza a comprender que es él/ella quien realiza una u otra acción, como resultado de poder ejecutar, sin la ayuda del adulto, las acciones más diversas, de asimilar hábitos sencillos de autoservicio.

Surge la llamada “crisis de los tres años” porque es un período en el que el niño/a desea ejecutar otras acciones más complejas e independientes para parecerse a los adultos y éstos lo limitan y tratan de mantenerlo en actividades de un pequeño/a menor. Entonces, se rebela y el adulto tiene dificultades ante su obstinación y negativismo que, exhibe contra él, ya que lo/a cuida constantemente y sobreprotege.


Palabras clave: Educación, niñez temprana.
Este artículo ha sido visitado 35475 veces.
Y tiene una calificación promedio de: 8.00 puntos
   
Abril-Junio
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído