Top de autores

Martes 29 de julio 2014   BUSQUEDA
   
   
.
III Consenso Venezolano de Enfermedad Tromboembólica.
Apéndices
VITAE 2007; 8(31)  :

Resumen
 

Control de laboratorio

Heparinas.
Hay varias pruebas para medir el control de la dosis terapéutica, pero la más ampliamente usada por la ventaja de poder ser realizada en pocos minutos y su reproducibilidad es el tiempo de tromboplastina parcial activado (TTPa), trabaja bien con la HNF, pero no son sensibles a las HBPM que tienen otros mecanismos de acción. En estos se considera necesaria la dosificación de anti Xa y anti IIa. En ambos casos, HNF y HBPM, para una profilaxis no es necesario hacer controles de laboratorio.

Durante el tratamiento con HNF se recomienda como rango terapéutico un valor del TTPa entre 1.5 y 2.5 veces. Los diferentes reactivos comerciales de TTPa tienen una respuesta variable a la heparina, con muchos de los reactivos no se logra un efecto terapéutico y por ello el rango terapéutico de cada reactivo de TTPa deber ser calibrado para ser equivalente a un nivel de heparina de 0.2 a 0.4 U/mL por titulación de protamina o a un nivel del antifactor Xa de 0.3 a 0.7 U/mL. En los casos de resistencia a la HNF se recomienda monitorizar la concentración plasmática de heparina. La actividad biológica de las HBPM, los tests encaminados a valorar la capacidad de la heparina de neutralizar la actividad del factor Xa los que deben ser aplicados. No obstante, la respuesta anticoagulante que provocan las HBPM tras administrarse a dosis fijas en clínica no requiere monitorización.


Palabras clave: Enfermedad tromboembólica, consenso, terapia anticoagulante.
Este artículo ha sido visitado 839 veces.
   
Abril-Junio
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído