Top de autores

Lunes 01 de septiembre 2014   BUSQUEDA
   
   
Gamba Ayala Gerardo.
El sensor de calcio.
Del laboratorio a la clínica y de ahí a la salud pública
Rev Invest Clin 2007; 59(6)  : 414-418

Fragmento
 

En el mes de junio tuvimos la visita de Steve Hebert que impartió la sesión general del Instituto el viernes 14 por la mañana con una presentación que mostró, lo que en opinión de algunos podría ser, uno de los desarrollos más rápidos de un trabajo de laboratorio que llega a la clínica y de ahí brinca a la salud pública. Steve habló ese día del papel del sensor de calcio en la función gastrointestinal y su posible utilidad en el tratamiento de la diarrea secretora. Pero vayamos por partes para entender la historia.

Siguiendo la tradición iniciada por el mismísimo Maestro Salvador Zubirán, al terminar la residencia en Nutrición en 1990 me fui al hospital Brigham and Women’s en Boston. Los que lo hicieron antes de 1980 a donde iban era el Hospital Peter Bent Brigham, que a finales de la década de los 70’s se fusionó con otros dos hospitales de alto prestigio, también asociados con Harvard Medical School, conocidos como el Robert Breck Brigham Hospital y el Boston Hospital for Women. Así nació el nuevo hospital Brigham and Women’s. Llegué entonces al laboratorio de Steve Hebert, que era parte de la Renal Division del Brigham, sin saber nada de lo que me esperaba en ese lugar, pero siguiendo la corazonada de que la invitación de Steve para unirme a su grupo sonaba muy interesante. Steve había dedicado toda la década de los 80’s al estudio de la fisiología de la nefrona distal, con particular énfasis en el asa ascendente de Henle. Él había descubierto, al mismo tiempo que Greger en Alemania, que el mecanismo de transporte de sal en el asa ascendente de Henle se lleva a cabo por un triple cotransportador de Na+:K+:2Cl- que es específicamente inhibido por furosemida y con eso había descrito el sitio y mecanismo de acción de este popular diurético. Para esto se había especializado a lo largo de los años en la técnica de microperfusión de túbulos renales aislados que requiere de un alto nivel de precisión manual y de amplios conocimientos en biofísica.


Palabras clave:
Este artículo ha sido visitado 820 veces.
   
Noviembre-Diciembre
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído