Top de autores

Sábado 26 de julio 2014   BUSQUEDA
   
   
Castellanos Ramos Gissel Ivonne, Alcalá Pérez Daniel.
Antioxidantes en dermatología
Dermatología CMQ 2010; 8(4)  : 272-277

Resumen
 

La piel es el órgano más expuesto de manera directa al daño oxidativo por radicales libres (RL). Actualmente existen ensayos clínicos que proporcionan evidencia del beneficio de los antioxidantes (AOs) al ser aplicados de manera tópica. Consecuencia de esto, el desarrollo de productos farmacéuticos que los contienen ha crecido de modo acelerado en los últimos años, principalmente como complemento en la terapia contra el envejecimiento cutáneo.

Los RL son moléculas altamente reactivas capaces de modificar las células de su entorno. En particular, las especies reactivas de oxígeno (ERO) pueden provocar apoptosis queratinocitaria a través de la activación de varias vías de señalización intracelular, entre ellas la caspasa 3 y la activación de citocromo C y MAPKs (cinasa de proteínas activada por mitógenos). La radiación ultravioleta (RUV) puede, a su vez, inducir formación de RL con subsecuente daño dermo-epidérmico.

Los antioxidantes (AOs) son moléculas capaces de neutralizar a los RL. La piel cuenta con un complejo y especializado sistema AOs, entre ellos Superoxido dismutasa (SOD), glutation, ubiquinona, y las vitaminas C y E. Algunos estudios experimentales han encontrado actividad antiproliferativa/anticarcinogénica, efecto fotoprotector y antienvejecimiento al ser utilizados por vía tópica, no así por vía sistémica. La concentración de AOs y el vehículo son factores importantes en su efectividad.


Palabras clave: Daño oxidativo, radicales libres, especies reactivas de oxígeno, antioxidantes, superóxido dismutasa, ubiquinona, glutation.
Este artículo ha sido visitado 1074 veces.
   
Octubre-Diciembre
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído