Top de autores

Lunes 01 de septiembre 2014   BUSQUEDA
   
   
Leal B Blanca Mónica, Ocampo O María Angélica, Cicero Sabido Raúl.
Niveles de asertividad, perfil sociodemográfico, dependencia a la nicotina y motivos para fumar en una población de fumadores que acude a un tratamiento para dejar de fumar
Salud Ment 2010; 33(6)  : 487-497

Resumen
 

Introducción: El tabaquismo es un problema de salud pública, es la principal causa de muerte evitable en el mundo, se vincula a padecimientos -como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfermedad coronaria y diversos cánceres, como el de pulmón, que es el más frecuente, y el de laringe-y afecta la calidad de vida de miles de seres. Los que conviven con el fumador se convierten en «fumadores involuntarios» o pasivos.

Es importante conocer los factores que influyen en el inicio y mantenimiento de la conducta de fumar y los motivos para abandonarla. El hábito de fumar cigarrillos actúa como modulador de la relación entre el fumador y el medio social en que se desenvuelve y en la expresión de sus propios sentimientos. Se consideró importante estudiar la asertividad como la habilidad social para comportarse y expresar lo que piensa, siente y opina el fumador respetando sus derechos y los de los demás como un factor que puede influir en la cesación del consumo de tabaco.

Objetivo: Conocer la influencia de los niveles de asertividad y el perfil sociodemográfico de una población de 130 pacientes fumadores que acudieron por primera vez a tratamiento cognitivo-conductual para dejar de fumar, a la Clínica Contra el Tabaquismo de un hospital de tercer nivel con instalaciones de enseñanza e investigación, para determinar si existen diferencias entre los que siguen el tratamiento y los que lo abandonan.

Material y métodos: Con una investigación descriptiva transversal, se estudiaron sólo pacientes fumadores activos. En cada paciente se investigó el perfil socioeconómico para obtener información de género, edad, convivencia con una pareja, grado de escolaridad y ocupación. Se empleó el Inventario de Asertividad de Gambrill y Richey estandarizado para la población de la Ciudad de México. Se aplicaron los cuestionarios de Frageström para valorar la dependencia a la nicotina y el de motivos de fumar de Russell que comprende reducir tensión, necesidad, relajamiento, estímulo para reducir actividades y manipulación. Los resultados se analizaron por estadística descriptiva y se hizo una comparación por c2 de los niveles de asertividad que presentaron los que terminaron el tratamiento y los que lo interrumpieron.

Resultados: Del total de 130, terminaron el tratamiento 65 y lo abandonó el mismo número. La población estudiada presentó un bajo nivel de asertividad y un déficit en habilidades sociales. El análisis de reactivos demostró que los fumadores presentan un mayor grado de incomodidad (GI) en las áreas de confrontación, defensa de opiniones y resistencia a la presión de otras personas y una baja probabilidad de respuesta (PR) en las áreas de manifestar molestia, enfado o desacuerdo, reconocer limitaciones personales y en la defensa de derechos en situaciones comerciales e interacciones con personas cercanas. Las circunstancias observadas sugieren que es conveniente un entrenamiento asertivo específico para esta población de fumadores.

Discusión: El conocimiento del estado socioecómico de los fumadores que se someten a un tratamiento cognitivo-conductual para dejar de fumar es importante porque el medio influye en la adherencia o el abandono del intento para dejar el tabaco. El género, la edad, la pareja y el nivel educacional influyen en la adherencia al tratamiento o en su abandono. La dependencia a la nicotina puede ser un factor importante. La reducción de la tensión y la necesidad de relajación fueron las razones más frecuentemente encontradas para continuar fumando. El nivel de asertividad no parece cumplir un papel importante para el éxito o abandono del tratamiento para dejar de fumar. Sólo 20% de los fumadores resultaron asertivos y de éstos sólo la mitad completó el tratamiento sin diferencias con los que sí lo terminaron. La probabilidad de una repuesta asertiva y el grado de incomodidad no tuvieron diferencias entre los dos grupos, lo que sugiere que la asertividad no cumple un papel importante en los resultados finales. En general, la población estudiada mostró un déficit de habilidades sociales. En el análisis de reactivos la oposición en las áreas de defensa de opiniones y de resistencia a la presión de otros para manifestar incomodidad, angustia o desagrado en relación con la defensa de derechos en situaciones comerciales fueron importantes sin diferencias significativas (c2 = 0.406). Tampoco hay diferencias ente los asertivos y los de baja asertividad; estos últimos prefieren continuar fumando con una sensación de relajamiento o estimulación producidos por la nicotina a la tensión que implica dejar de fumar, particularmente en un medio donde el fumar facilita la relación con los demás. Es posible que un entrenamiento asertivo pueda mejorar los resultados no sólo para terminar un tratamiento sino para evitar recaídas. Este tratamiento serviría también para impedir el inicio del consumo de tabaco.

Conclusión: La asertividad no influye en la adherencia o abandono de un tratamiento para dejar de fumar. Un entrenamiento asertivo específico simultáneo con la terapia grupal sería útil para apoyar la adherencia al tratamiento de la dependencia a la nicotina en un determinado medio social.


Palabras clave: Tratamiento para dejar de fumar, dependencia a la nicotina, asertividad, abandono, adherencia, terminación del tratamiento.
Este artículo ha sido visitado 590 veces.
   
Noviembre-Diciembre
Números anteriores

 
Indice

Lo más leído