Top de autores

Domingo 20 de octubre 2019   BUSQUEDA
   
   
Prince Vélez Roberto, Ayón Sánchez Miguel Angel, Corona  Faustino, Chong Sam Carlos.
Ruptura prematura de membranas
¿Son necesarios los antibióticos?
Rev Mex Pediatr 1997; 64(2)  : 52-55.

Resumen
 

Los neonatos con ruptura prematura de membranas (RPM) de 12 horas, o más, suelen ser tratados con antibióticos, por lo que se decidió valorar si este criterio es correcto. Fue así que se incluyeron 33 recién nacidos (RN) a término con antecedentes de RPM, hijos de madres sanas, a los que se les tomó muestra sanguínea para biometría hemática, recuento leucocitario, relación B/N, plaquetas, y proteínas C reactiva; además se registró su sexo, Apgar al minuto y a los cinco minutos, el tiempo de ruptura, la cantidad eliminada de líquido amniótico y su evolución clínica.

El Apgar al minuto fue de 8 y 9 a los 5 minutos. La RPM varió desde 12 hasta 96 horas (cuatro días) con una media de 22.4 horas. La cantidad de líquido amniótico al nacimiento fue adecuada en 29 casos; en cuatro se consideró disminuido. Los cuatro niños nacidos de estas mujeres fueron mantenidos en observación hasta obtener los resultados de exámenes.

El recuento leucocitario reportó una media de 15,854, con una relación B/N que osciló de 0 a 0.125. Las plaquetas variaron entre 22,000 y 370,000 con una media de 210,393.9. La proteína Creactiva fue negativa en todos los niños, y en las evaluaciones clínicas no tuvieron signos característicos de infección. Los resultados concuerdan con lo informado en la literatura; muchos niños son tratados innecesariamente, por lo que es preciso documentar la infección mediante métodos sencillos. El empleo de antibióticos debe hacerse sólo en aquellos niños que se amerite.


Palabras clave: Ruptura prematura de membranas, recién nacidos, infección neonatal.
Este artículo ha sido visitado 14707 veces.
   
Marzo-Abril
Números anteriores

 

Urge tu vital apoyo

Indice

Lo más leído