Resumen

El compromiso renal en el lupus eritematoso sistémico (LES) es uno de los mayores determinantes del curso y pronóstico de estos pacientes. Existe evidencia de la asociación de anticuerpos anti-C1q y el desarrollo de nefritis lúpica. El objetivo de este estudio fue determinar la prevalencia de anticuerpos anti-C1q y su asociación con nefritis lúpica en pacientes colombianos con LES. Métodos: Estudio de corte transversal en el cual se incluyeron 80 pacientes con diagnóstico de LES según criterios del Colegio Americano de Reumatología. La cuantificación de anticuerpos anti-C1q séricos se realizó por ELISA, se consideraron positivas concentraciones ≥15 U/ml. Resultados: Los pacientes eran predominantemente mujeres (87%) y 43,7% tuvieron proteinuria >0,5 g/día, la cual fue más común en pacientes jóvenes y apareció tempranamente en la enfermedad. Cuarenta y cuatro (55%) de los pacientes tenían anticuerpos anti-C1q positivos, en quienes la proteinuria fue más frecuente (OR=4.3, IC95% 1.7 – 11, p=0.003). Se encontró correlación inversa débil entre los títulos de anti-C1q, el consumo de C3 (r=–0.54, p<0.001) y la depuración de creatinina (r=–0.33, p=0.035); una correlación directa débil, con la proteinuria (r=0.35, p=0.024) y la actividad de la enfermedad, la cual se determinó con el Índice de Actividad de Enfermedad (SLEDAI) (r=0.48, p<0.0001). Conclusiones: Los anticuerpos anti-C1q pueden ser útiles en la evaluación de la nefritis lúpica activa, y podrían ser implementados como un marcador diagnóstico de nefritis lúpica y como un posible marcador de actividad de la enfermedad en pacientes con LES, tal como lo ha sugerido la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR).

Palabras clave: Anticuerpos anti-C1q anticuerpos anti-DNA nefritis lúpica.

2014-03-28   |   493 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 20 Núm.4. Octubre-Diciembre 2013 Pags. 195-201 Rev. Colomb. Reumatol. 2013; 20(4)