El sacrificio de la clínica en aras de la tecnología

Autor: Domínguez Soto Luciano

Fragmento

El siglo XXI es testigo de asombrosos logros tecnológicos en áreas como telecomunicaciones, ciencias exactas y por supuesto, medicina… Y como es de esperar, la dermatología forma parte de ese fenómeno. Hoy día, cualquiera sabe qué es un “iPhone” o un “iPad”, casi todos tenemos a nuestra disposición un dermatoscopio, y cada vez escuchamos con más frecuencia el término “medicamentos biológicos”. Sin embargo, el uso de herramientas de ayuda diagnóstica y/o terapéutica ha caído en el abuso y si bien hay que reconocer los beneficios que aportan, también es necesario señalar sus inconvenientes. En particular, toda vez que el joven especialista que inicia su práctica olvida que el fundamento del diagnóstico no es el dispositivo de moda, sino la exploración clínica del paciente dermatológico.

Palabras clave:

2014-05-23   |   185 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.1. Enero-Marzo 2014 Pags. 8 Dermatología CMQ 2014; 12(1)