Resumen

Introducción: Las lesiones de grandes vasos asociadas a lesión benigna de la vía biliar durante colecistectomía laparoscópica han sido reportadas con una frecuencia variable. No existe un consenso de cuál es la conducta adecuada que debe seguir el cirujano al presentarse esta situación; sin embargo, la mayoría de los reportes muestran que este tipo de lesión no tiene un efecto negativo en los resultados de la reconstrucción a largo plazo. Material y métodos: Se analizaron los expedientes de pacientes que sufrieron lesión de la vía biliar y lesión concomitante de la arteria hepática durante los últimos tres años en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. En todos los casos la cirugía realizada fue una hepaticoyeyunoanastomosis (Hepp-Couinaud). Resultados: Un total de 195 pacientes fueron intervenidos. La frecuencia de lesión concomitante de la arteria hepática derecha fue de 22% (43 pacientes). En cuatro pacientes la lesión fue identificada durante la cirugía índice y en 25 casos durante las primeras 36 h de trascurrida la lesión. En los 14 casos restantes la reparación se realizó posteriormente. El 8% de los pacientes presentó colangitis como complicación postoperatoria, 4% de los casos requirieron dilatación radiológica y/o quirúrgica de la anastomosis. En 80% de los pacientes que fueron reparados durante la cirugía índice u horas después se observó flujo retrógrado de la arteria hepática lesionada. Conclusión: Casi un tercio de las lesiones complejas de la vía biliar tienen algún tipo de afección arterial. Éstas ocurren principalmente durante la colecistectomía laparoscópica. Por otra parte, la mayoría de las arterias lesionadas presentan flujo retrógrado y no necesitan reconstrucción.

Palabras clave: Vasculobiliar lesión de vía biliar lesión hepática colecistectomía infarto hepático.

2014-09-10   |   529 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.1. Enero-Marzo 2013 Pags. 6-11 Rev Mex Cirug Apar Diges 2013; 2(1)