Resumen

Se revisó la experiencia del Departamento de Cirugía de esta unidad hospitalaria con el propósito de comprender lo relacionado con la extensión, circunstancias, presentación y consecuencias del maltrato al menor. De acuerdo con este estudio, el trauma considerado como moderado debido al sindrome del niño maltratado fue observado en 35 casos y el grave en 34. Del primer grupo, 10 sufrieron fractura ósea. El grupo de niños que sufrieron lesión que involucró al cirujano pediatra estuvo conformado por 25 varones. Los niños fueron golpeados por el padre o el padrastro en 25 casos y el resto por la madre o familiar cercano. El tubo digestivo fue afectado en 30 casos (ruptura o laceración), incluyendo: boca, esófago, duodeno, yeyuno, ileon, colon y páncreas. Los restantes estuvieron localizados en pleura, pene y escroto. Cinco menores murieron. El trauma grave por maltrato, especialmente el abdominal, es una instancia que pone en peligro la vida del individuo, pero por fortuna no es frecuente. La similitud entre los grupos analizados ratifican lo versátil del problema y la necesidad de sospechar el diagnóstico cuando un niño ingresa en estado de choque, con distensión abdominal y vómito biliar. La tardanza en identificar el problema incide en el pronóstico.

Palabras clave: Maltrato abdomen agudo perforación intestinal niños.

2003-03-13   |   1,198 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 55 Núm.2. Febrero 1998 Pags. 98-105 Bol Med Hosp Infant Mex 1998; 55(2)