Resumen

Antecedentes: El asma es una enfermedad compleja y multifactorial que se distingue por la obstrucción reversible de la vía aérea. Desde etapas tempranas de la vida, los niños con antecedentes de atopia pueden sensibilizarse con alergenos intradomiciliarios y de alimentos. En este proceso influyen factores que predisponen o reducen el riesgo de esta enfermedad, como: la alimentación con leche humana, el tabaquismo familiar, las infecciones, la exposición temprana a los alergenos intradomiciliarios; sin embargo, no existen resultados concluyentes que aclaren esta controversia. Objetivo: Investigar si la sensibilización con alergenos inhalados, alimentarios, o ambos, en etapas tempranas de la vida, predispone a padecer asma. Material y método: Estudio de casos y controles en 74 niños con asma de uno a tres años de edad y 74 niños sanos, que reunieron los criterios de inclusión, con o sin antecedente de atopia. Se realizó el emparejamiento con r2 = 90. Se les efectuó una prueba cutánea con la técnica de Prick, misma que se consideró positiva cuando midió 3 mm o más. Para obtener la razón de momios se hizo un análisis de regresión logística (intervalo de confianza del 95% para cada factor). Resultados: La sensibilización cutánea (epicutánea) fue similar en ambos grupos para los alergenos intradomiciliarios (31%), sin diferencia significativa. La sensibilización cutánea a los alimentos fue de 27 (36.4%) en los casos y de 15 (20.2%) en los controles (x2 = 4.7; p > 0.05, OR = 2.2, IC 95% (1.6-3.1). Para atopia fueron positivos 50 (67.5%) de los casos y 39 (52.7%) de los controles (x2 = 3.4; p < 0-05), OR 1.8 (1.3 a 2.5). La ablactación antes de los tres meses de vida fue positiva en 44 (59.4%) de los casos y 15 (20.2%) de los controles (x2 = 23.7; p < 0.05 con OR = 5.7) (4.9 a 6.6). Conclusiones: En este estudio se encontró un riesgo 2.2 veces mayor para enfermar de asma cuando el paciente estaba sensibilizado con al menos un alimento. La totalidad de los casos sensibilizados con alimentos de este estudio se alimentaron con leche humana durante los primeros cuatro meses de vida, lo que demuestra que dicha alimentación durante menos de seis meses no protege en contra de la enfermedad. La introducción temprana de alimentos sólidos (antes de los tres meses de edad) fue el principal factor que incrementó la probabilidad de cursar con asma. La atopia representó dos veces más esta probabilidad.

Palabras clave: Sensibilización alergenos asma.

2003-03-14   |   1,638 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 49 Núm.6. Noviembre-Diciembre 2002 Pags. 171-175 Rev Alergia Mex 2002; 49(6)