Resumen

La epidemia mundial de obesidad en la infancia y adolescencia observada en las últimas décadas, ha supuesto la aparición en pediatría de alteraciones hasta ahora más propias de la edad adulta, como el Síndrome Metabólico (SM). El SM describe un conglomerado de factores de riesgo cardiovascular relacionados con anormalidades metabólicas, vasculares, inflamatorias, fibrinolíticas y de coagulación. Se ha postulado que la resistencia a la insulina y la obesidad abdominal son los factores principales que contribuyen a las manifestaciones de este síndrome. Para su diagnóstico se requiere la presencia de tres de estas cinco alteraciones: obesidad de predominio central o abdominal, hipertensión, hipertrigliceridemia, hiperglucemia y descenso del colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad. Los niños con este síndrome tienen más riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2 en el futuro y de forma más precoz. El tratamiento no farmacológico sigue siendo el único tratamiento integral que ha demostrado ser eficaz para controlar simultáneamente la mayoría de los componentes del SM; pudiéndose lograr cambios significativos en estos parámetros con la sola reducción del 5 al 10% del peso, y por consiguiente debe ser uno de los objetivos principales del manejo de los pacientes con SM. Se requiere precozmente reconocer y establecer planes estratégicos que favorezcan el desarrollo de programas que disminuyan el impacto que el SM representa para la población infantil, asociado a un abordaje prioritario en la detección, prevención, tratamiento y seguimiento.

Palabras clave: Síndrome metabólico obesidad resistencia a la insulina enfermedad cardiovascular diabetes mellitus tipo II niños adolescentes.

2015-02-06   |   1,265 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 16 Núm.2. Mayo-Agosto 2014 Pags. 121-131 Rev Gastrohnup 2014; 16(2)