El mapache y su zoonosis:

Baylisascaris procyonis 

Autores: Zúñiga Carrasco Iván Renato, Caro Lozano Janett

Fragmento

En los mapaches se encuentra presente Baylisascaris procyonis, nemátodo intestinal que puede causar signos neurológicos y oculares graves cuando las larvas migran a los humanos, mamíferos y aves. Aunque los casos clínicos en las personas son poco frecuentes, si se presentan son graves y muy difíciles de tratar. Además, se ha informado la presencia de casos graves en otros mamíferos como las aves de zoológicos, de granjas y de compañía, en perros y animales silvestres. En la mayoría de los casos, si una persona o animal con afección del sistema nervioso central (SNC) sobrevive, queda con signos neurológicos irreversibles. Epidemiología La baylisascariasis parece ser inusual en los humanos; aunque la cantidad exacta de casos es incierta. Si los síntomas se atribuyen a otras causas, esta enfermedad puede subdiagnosticarse. Además, es posible que la afección neurológica grave solamente ocurra después de haber estado expuestos a una gran concentración de huevos o en huéspedes que son inusualmente susceptibles, tal vez debido a una anomalía inmune no reconocida. La larva neuronal suele observarse en bebés y niños con antecedentes de exposición a mapaches o sus heces. Los niños son más propensos a ingerir tierra o a llevarse los dedos, tierra u otros fómites contaminados a la boca, el menor tamaño de su cerebro también puede contribuir a la gravedad de los daños. Se considera que es más probable que las personas que realizan campismo, cazan, capturan, realizan taxidermia y manipulan fauna silvestre corran mayor riesgo de exposición.

Palabras clave:

2015-02-12   |   1,420 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 27 Núm.106. Octubre-Diciembre 2013 Pags. 365-368 Rev Enfer Infec Pediatr 2013; XXVII(106)