Neuromielitis óptica, anticuerpos anti-acuaporina 4

Autores: Arias González Nancy Paola, Valencia Paredes Daniel

Resumen

Resumen La neuromielitis óptica es una enfermedad autoinmune con afectación a la médula espinal y nervio óptico, presentando síntomas como ceguera, dolor ocular, dolor radicular, paraplejia, espasmos y alteraciones neurológicas. Se creía que formaba parte de la esclerosis múltiple, sin embargo, se ha descubierto que es una entidad diferente y que presenta la característica particular de tener anticuerpos anti-acuaporina 4 (IgG-NMO). Los canales de acuaporina 4 están presentes en los astrocitos y son blanco de una activación del sistema inmune, mediada principalmente por linfocitos T y B y el sistema del complemento. El diagnóstico se basa en los criterios publicados en 2006 por Wingerchuk; modificación de los criterios publicados en 1999, estos se conforman de tres y basta con la presencia de dos de ellos para realizar el diagnóstico de neuromielitis óptica, incluyen; presencia de lesiones medulares en la resonancia magnética, anticuerpos anti-acuaporina 4 positivos y exclusión del diagnóstico de esclerosis múltiple. El tratamiento se basa en la utilización de inmunomodulares e inmunosupresores. A pesar de los avances en el diagnóstico y el tratamiento; se trata de una enfermedad que tiene poca respuesta al tratamiento y un mal pronóstico.

Palabras clave: Anticuerpos anti-acuaporina 4 inmunoterapia mielitis neuritis óptica neuromielitis óptica.

2015-04-01   |   842 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 6 Núm.1. Agosto-Octubre 2014 Pags. 57-61 Rev Med MD 2014; 6(1)