Brotes nosocomiales:

Detección y control oportuno por el personal de salud 

Autores: Zúñiga Carrasco Iván Renato, Caro Lozano Janett

Fragmento

Frecuentemente escuchamos en las noticias, principalmente las amarillistas, de “bacterias asesinas” que matan recién nacidos en un hospital de alguna provincia, estado, departamento o distrito de cualquier parte de Centro América principalmente. Las noticias hablan de probables bacterias “raras”, de negligencia de las autoridades, de múltiples culpables. Por tal motivo es importante que todo el personal de salud desde los Directivos hasta las personas de intendencia que lleguen a hacer la limpieza y exhaustivas se les capacite frecuentemente, todos en el hospital estén involucrados. Lamentablemente, hay una tendencia en la sociedad a considerar que todas las infecciones hospitalarias se deben casi con exclusividad a las deficientes condiciones de asepsia de la institución y a la falta de diligencia de los profesionales en la prevención de las mismas. No todas las infecciones hospitalarias son prevenibles. Su ocurrencia tiene también relación con factores de riesgo propios del paciente tales como la enfermedad que determinó la internación y las comorbilidades previas. La infección hospitalaria es endemoepidémica y reviste mayor gravedad cuanto mayor es su nivel de complejidad. Se considera que en Latinoamérica entre 5 y 12% de los ingresos adquirirán una infección que no estaba presente ni incubándose el día de su internamiento.

Palabras clave:

2015-04-02   |   335 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 27 Núm.107. Enero-Marzo 2014 Pags. 402-404 Rev Enfer Infec Pediatr 2014; 27(107)