Resumen

Los tumores hepáticos primarios en perros son relativamente raros, representan 0.6-1.5%, no se relacionan con factores predisponentes; sin embargo, con frecuencia se registran alteraciones en la función y estructura hepática. Se clasifican como adenomas o carcinomas hepatocelulares, carcinomas o adenomas colangiocelulares. El linfosarcoma es el tumor hepático más frecuente; hasta la fecha los hepatoblastomas no han sido ampliamente reconocidos en el perro. El diagnóstico temprano de la enfermedad hepática a menudo es complejo debido a la carencia de signos específicos, tanto en el examen físico como desde el punto de vista bioquímico, o mediante imágenes radiográficas, de esta manera la ecografía y el examen histológico del tejido hepático es lo más acertado para determinar el diagnóstico, establecer el tratamiento y el pronóstico.

Palabras clave: Hepatopatía tumores hepáticos cirugía hepática perros.

2015-04-23   |   465 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 26 Núm.1. Enero-Febrero 2015 Pags. 22-28 Revista AMMVEPE 2015; 26(1)