Pacientes con trasplante de órgano sólido y cáncer de piel: determinación de factores de riesgo con énfasis en la fotoexposición y el esquema inmunosupresor.

Experiencia de un hospital de tercer nivel 

Autores: Rodríguez Acosta Elva Dalia, Calva Mercado Juan José, Alberú Gómez Josefina, Vilatobá Chapa Mario, Domínguez Cherit Judith

Resumen

Introducción: El cáncer de piel no melanoma (CPNM) es la lesión maligna más frecuente en pacientes trasplantados. La incidencia del carcinoma basocelular (CBC) es 10 veces mayor que en la población general, mientras que el carcinoma espinocelular (CEC) lo es 100 veces más. La relación CBC:CEC se invierte e incrementa de acuerdo con el grado de inmunosupresión y exposición solar. Una forma de predecir el riesgo de CPNM debe basarse en factores como el fototipo y el cúmulo total de exposición solar (CTES). Objetivo: Determinar la influencia de factores de riesgo en el desarrollo de CPNM y su relación con el tipo y duración del tratamiento inmunosupresor, el tipo de trasplante y el CTES. Métodos: Se trabajó con una cohorte mediante la que se identificaron pacientes con trasplante de riñón o hígado y se registró si desarrollaron algún tipo de cáncer de piel. Para el estudio de los factores asociados al CPNM, se recurrió a un estudio de casos y controles. Se realizó una exploración dermatológica, se calculó el CTES y se aplicó un cuestionario de factores de riesgo. Resultados: Se incluyeron 120 receptores de trasplante renal y 20 de trasplante hepático. El 100% de los pacientes con CPNM fueron receptores de trasplante renal. Se encontraron 78 lesiones en 40 pacientes: 59 (76%) correspondieron a CEC y 19 (24%), a CBC. Las zonas afectadas fueron: cabeza y cuello (60%), tronco (18%) y extremidades superiores (50%). En el 30% de los pacientes (12/40) se identificaron 22 nuevas neoplasias (18 CEC y 4 CBC). En el análisis multivariado, las características significativas fueron: esquema inmunosupresor (odds ratio [OR]: 59.7; intervalo de confianza [IC] 95%: 10.2-348), CTES > 10 puntos (OR: 19; IC 95%: 3-120) y duración del tratamiento inmunosupresor (OR: 1.06; IC 95%: 0.9-1.1). La media de tiempo desde el trasplante hasta la primera valoración dermatológica fue de seis años (desviación estándar [DE]: +5.4). Conclusiones: La valoración dermatológica es conveniente y fácil de realizar. El diagnóstico y el tratamiento oportuno de las lesiones cutáneas son componentes fundamentales de un programa para la evaluación integral de los pacientes trasplantados.

Palabras clave: Cáncer de piel trasplante renal inmunosupresión exposición solar prevención.

2016-05-17   |   205 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 151 Núm.1. Enero-Febrero 2015 Pags. 20-26 Gac Méd Méx 2015; 151(1)