La importancia de la investigación médica desde pregrado y la implementación de comités de evaluación y desarrollo científico

Autores: Rodríguez Morales Alfonso J, Jiménez Canizales Carlos Eduardo, Hurtado Zapata Juan Sebastián

Resumen

La investigación médica en pregrado es esencial en la formación integral de los estudiantes universitarios. Constantemente los mismos están sujetos a dudas y preguntas, de las cuales, su discusión ante posibles soluciones ofrece la capacidad de desarrollar ideas en investigación. Sin embargo, aun cuando ello es cierto, la producción científica en América Latina es baja con respecto a otras regiones del mundo. Si se revisan bases de datos como IndexMedicus/MedlineóScopus (filtrando para el área de Medicina), se observa que en América Latina, más del 65% de la producción de la región proviene de Brasil y México. Los demás países, en conjunto, aportan 35%, contribuyendo algunos, con menos del 5%. La producción científica es un indicador para muchas universidades y asociaciones científicas estudiantiles de la efectividad del trabajo realizado. Un mecanismo desarrollado para ello a nivel de pregrado ha sido la creación de revistas estudiantiles. Estas ofrecen un espacio especializado para la formación y crecimiento en el tema de la publicación científica y en general para apoyar el crecimiento en el proceso investigativo. Tal como se ha descrito previamente, la aparición de nuevas sociedades científicas estudiantiles pertenecientes a la Federación Latinoamericana de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina (FELSOCEM) sustenta un compromiso por parte de los mismos estudiantes con el crecimiento en el campo científico desde pregrado. Además, se sabe que los estudiantes que inician la investigación científica prontamente en su formación, son posteriormente muy productivos en el campo científico y también clínico. Durante los últimos años, la gestión de la FELSOCEM se ha caracterizado por la implementación de instancias como el Comité de Evaluación y Desarrollo Científico (CPEDEC), que promueven la participación en la producción científica. Para ello se desarrollan encuentros y concursos regionales o internacionales, como los promovidos en el Congreso Científico Internacional (CCI), que han generado espacios para fomentar y motivar la preparación investigativa y el sustento científico como herramientas claves en la formación estudiantil. Prueba de ello es que, según los resúmenes publicados de los CCI del año 2010 al año 2012, han participado 12 países de Latinoamérica con un total de 1640 aportes científicos entre reportes de casos, protocolos y trabajos de investigación, siendo Venezuela y Chile los que ocuparon el primer y segundo lugar en contribuciones, con 34,09% (559/1640) y 18,72% (307/1640), respectivamente. Por otra parte, el CPEDEC debe ser una iniciativa generalizada en todas las sociedades científicas de estudiantes de medicina que forman parte de FELSOCEM y debería, tal como lo está haciendo ASCEMCOL en Colombia y SOCIMEP en Perú, medir y fomentar a través de estímulos o premios la medición y la producción científica en pregrado. Todo ello podrá finalmente propender a que realmente la ciencia nos integre, haciendo un nivel de investigación que permita destacar a la región a nivel mundial. Estos espacios no son solo un lugar de aprendizaje unidireccional, sino que son escalones formativos de cada educando. Es un concepto que siempre debemos tener presente, ya que a través de las investigación y la publicación científica, se conoce un nuevo método de aprendizaje que además deberá conllevar a la apropiación del conocimiento científico, cambios en la toma de decisiones y en general el mejoramiento de la salud de nuestros pueblos y el desarrollo sustentable de América Latina.

Palabras clave: Investigación médica pregrado comités de evaluación desarrollo científico.

2016-09-20   |   115 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 18 Núm.2. Julio-Diciembre 2013 Pags. 42-43 CIMEL 2013; 18(2)