Editorial

Autor: Robles Juan Manuel

Completo

En esta edición presentamos como artículo de apertura un trabajo sobre la obesidad. No es la primera vez. En otras ediciones nos hemos referido al mismo tema. La obesidad, como sabemos, es una enfermedad multifactorial, siendo el principal trastorno alimenticio en México. La alimentación, y deficiencia en la higiene oral, son factores predis¬ponentes al empeoramiento de la enfermedad entre muchos otros. En el primer artículo se realizó un estudio descriptivo, transversal en el servicio de la Clínica Integral de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas, del Hospital General de Tláhuac en la Ciudad de México. Por otra parte, sabemos que Estados Unidos ha cedido el primer puesto como el país con mayor índice de obesidad a nivel internacional, el título ya es de México. Cada año, el aumento del ritmo de vida de los mexicanos, junto con un elevado índice de adicciones al consumo nutricional, ha alimentado una lucha interminable contra la obesidad que ha cobrado la vida de miles de personas. Hay muchos documentos sobre este problema, entre ellos el de Forbes México, en donde se apunta que en nuestro país, aproximadamente, el 70% de los mexicanos padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad. Un tercio de los jóvenes mexicanos también la padece, cuya cifra se ha triplicado desde hace 10 años. Con las enfermedades cardiovascu¬lares y la diabetes en aumento, los mexicanos no logran modificar sus hábitos alimenticios. Uno de cada seis mexicanos padece diabetes y las muertes por el padecimiento es una de las principales causas entre los mexicanos. Cerca de 70 mil personas mueren por diabetes en México y poco más de 400 mil nuevos casos son diagnosticados por año. Algunas instituciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) hicieron un llamado a las autoridades mexicanas a considerar el problema del sobrepeso como una emergencia nacional. Un estudio realizado por la FAO reveló que México tiene entre su población un 32.8% de personas obesas -por encima de Estados Unidos con un 31.8%-. Parte de la dieta de los mexicanos incluye la “vitamina T” –compuesta por tacos, tostadas, tortas y tamales- sobre la que yace gran parte del problema. Los altos consumos de carbohidratos que anteriormente se ingerían en cantidades menores y solamente en ocasiones especiales, ahora forman parte de la dieta cotidiana nacional. La Secretaría de Salud (SSA) destaca que los hábitos alimenticios saludables como dietas balanceadas y el ejercicio ocasional ayudan a reducir las posibilidades de padecer sobrepeso y obesidad. sólo 315 mil mexicanos tiene un seguro de salud con coberturas de prevención, a través del cual puedan prevenir, detectar a tiempo y protegerse contra una enfermedad alimenticia. Lic. Juan Manuel Robles Editor

Palabras clave: Editorial

2016-09-21   |   327 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 13 Núm.160. Agosto 2016 Pags. 1 Odont Act 2016; 13(160)