Toxina botulínica A y terapia física, en la marcha en parálisis cerebral

Autores: García Sánchez Sandra Fabiola, Gómez Galindo María Teresa, Guzmán Pantoja Eduardo

Resumen

Introducción: La parálisis cerebral (PCI) es la principal causa de discapacidad en la infancia. La toxina botulínica tipo A (TBA) es un tratamiento para mejorar la función y patrón en la marcha, aunque con pocos estudios que cuantifiquen la mejoría. Métodos: Se realizó un estudio cuasiexperimental, de mayo de 2010 a septiembre de 2011, en un centro de rehabilitación integral, participaron 36 pacientes con PCI espástica. Se evaluó: funcionalidad de la marcha por la escala de Koman, velocidad de desplazamiento de la marcha, tono con escala de Ashworth y arcos de movilidad pasivas. Se les aplicó TBA y se les envió a 10 sesiones de terapia física, con mediciones antes, al mes 1 y 4. Resultados: 30 pacientes terminaron el estudio, con edades entre 2 y 12 años, la mayoría tuvieron mejoría en la funcionalidad de la marcha, tono, dorsiflexión y abducción de tobillos al mes, que se mantuvo a los 4 meses. Conclusiones: La toxina botulínica es un tratamiento eficaz para aumentar los arcos de movilidad y la funcionalidad de la marcha en los pacientes con hemiparesia y paraparesia espástica.

Palabras clave: Toxinas botulínicas tipo A parálisis cerebral trastornos neurológicos de la marcha enfermedades del sistema nervioso central.

2017-03-24   |   254 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 55 Núm.1. Enero-Febrero 2017 Pags. 18-24 Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2017; 55(1)