Completo

El suicidio genera gran impacto en la vida de las personas y en la sociedad, ya que la persona fallecida deja huellas de su emocionalidad en el entorno; muchas de estas son altamente subjetivas y complejas de determinar. Para comprender el fenómeno y todo lo que rodea al suicida hasta llevarlo a tomar la decisión, se utiliza una herramienta práctica como la autopsia psicológica, actualmente usada en diversos países ya que brinda una nueva perspectiva en la patología forense y en la criminalística, elaborando una reconstrucción retrospectiva de la vida de la persona fallecida, sus patrones de conducta, personalidad, y más específicamente el estado mental previo, para así poder definir la causa y manera de muerte, tratar de descifrar la motivación de la misma, puesto que en la mayoría de los casos es de una causa dudosa u equívoca. La autopsia psicológica es de gran utilidad porque aporta información para crear perfiles suicidas que ayudan a la detección precoz de factores de riesgo y de esta manera disminuir las muertes por esta causa. La presente revisión de tema tiene por objetivo mostrar la utilidad de la autopsia psicológica en diversos campos para así incrementar su uso, rectificar o cambiar la calificación de la escena y esclarecer las circunstancias de muerte.

Palabras clave: autopsia suicidio conducta emociones.

2017-04-07   |   227 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.2. Julio-Diciembre 2016 Pags. 410-421 Arch Med Manizales 2016; 16(2)