Resumen

Se presentó a consulta en Servicios Médicos Veterinarios, en la Delegación Xochimilco, una perra Alaska Malamute, entera, de ocho años, postrada; a la palpación denotaba un aumento de volumen en abdomen medio; los estudios de laboratorio y de gabinete sugirieron posible piometra o la posibilidad de neoplasia; ante la celiotomía exploratoria se encontró un crecimiento quístico importante en cada ovario; se realizó la ooforosalpingohisterectomía. Los estudios histopatológicos fueron compatibles con cistoadenoma quístico ovárico bilateral. Neoplasia de comportamiento biológico benigno que se caracteriza por presentar múltiples dilataciones quísticas intraováricas; así como en la red ovárica con líquido en su interior. Dicha neoplasia es infrecuente en perras y su origen está poco dilucidado. Se recomienda el monitoreo clínico periódico del paciente. Dentro de otros posibles tumores es posible encontrar aquellos que se originan del estroma de las células germinales. De manera general los tumores ováricos son poco frecuentes y suelen ser hallazgos incidentales, lo que requiere de mayores estudios y recomendar la ooforosalpingohisterectomía de manera temprana.

Palabras clave: Tumores ováricos perra cistoadenoma.

2017-05-17   |   113 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 28 Núm.1. Enero-Febrero 2017 Pags. 23-30 Revista AMMVEPE 2017; 28(1)