Resumen

Introducción: la cefalea tipo tensión es la forma más común de dolor de cabeza y su forma crónica una de las más difíciles de tratar, causa gran discapacidad a pacientes y representa enormes costos socioeconómicos, está relacionada con factores de tensión emocional y muscular. Las propuestas terapéuticas con las que se cuenta incluyen AINE, fisioterapia, infiltraciones con toxina botulínica en músculos pericraneales. Objetivo: evaluar la efectividad en el tratamiento de la cefalea crónica tipo tensión con infiltración intramuscular con betametasona, un esteroide de depósito más lidocaína al 1%, en puntos de tensión muscular a niveles suboccipital, paraespinales cervicales y trapecio, acompañados de fisioterapia y un proceso educativo a pacientes y familiares. Materiales y métodos: estudio retrospectivo, en el que se midió la efectividad del tratamiento utilizando la escala visual análoga (EVA). Los datos fueron analizados en el programa SPSS por medio de porcentajes, frecuencias y proporciones. Resultados: de un total de 138 casos de cefalea crónica diaria tipo tensión, con edad promedio 51 años, 76,8% sexo femenino, 21% se asocia a trastorno ansioso; 8,7% a sensación vertiginosa y 8,7% síntomas depresivos; 8% insomnio; 78,2% de los pacientes refirieron mejoría con el tratamiento propuesto y de estos, 85,5% de los casos se cuantificaron según la EVA, 66,8% presentaron mejoría entre 7 y 10 puntos; el mayor porcentaje estuvo asintomático durante tres meses, 22,5% libres de crisis durante el seguimiento total de siete meses y 58,7% reincidieron. Conclusión: se evidencia que la combinación de infiltraciones intramusculares con betametasona más lidocaína y fisioterapia y un proceso de educación del personal médico a pacientes y familiares es un tratamiento eficaz, sin efectos adversos, en el manejo de la cefalea crónica tipo tensión, considerada una de las más difíciles de tratar.

Palabras clave: Cefalea crónica educación esteroides fisioterapia infiltración intramuscular.

2017-06-05   |   819 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 31 Núm.3. Julio-Septiembre 2015 Pags. 240-245 Acta Neurol Colomb 2015; 31(3)