Resumen

El melanoma cutáneo es un tumor altamente agresivo, mientras que el Melanoma Maligno Congénito (MMC) es extremadamente raro. El objetivo del presente escrito es presentar el caso de un lactante con melanoma congénito. Se trata de un niño de 1.5 años. Cuando tenía 5 meses, se percataron de un aumento del volumen de aspecto nodular del borde de un nevo melanocítico, ulceración y sangrado, en la región occipital derecha. A pesar de esto, no recibió atención médica durante un año. Ingresó al hospital en mal estado general con dificultad respiratoria. Se realizó una biopsia insicional con reporte de melanoma maligno, grosor mayor de 4mm y líquido pleural positivo. Se le realizaron estudios de extensión con adenopatías generalizadas, infiltración en parénquima pulmonar y hepático. El paciente falleció a los 8 días después de su ingreso. La agresividad de los melanomas congénitos, al parecer, se debe a la activación en la mutación del NRAS Q61, sin alteración del pTERT y NRAS, alteración que es común en los NMC gigantes que evolucionan a melanoma maligno e implican una sobrevida precaria. Enfatizamos que ante toda lesión cutánea que sufra cambios en color, bordes, ulceración, se requiere evaluación dermatoscópica para ofrecer un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Palabras clave: Melanoma Maligno Congénito Nevo Melanocítico Congénito..

2017-11-14   |   1,090 visitas   |   4 valoraciones

Vol. 34 Núm.2. Octubre 2017 Pags. 119-126 Bol Clin Hosp Infant Edo Son 2017; 34(2)