Fístulas arteriovenosas para hemodiálisis:

Tres años de experiencia en el Servicio de Angiología del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga” 

Autores: Casares Bran Teresa, Olivares Cruz Sandra, Lecuona Huet Nora Enid, Fabián Mijangos Wenceslao, Rodríguez López Ernesto, Betanco Peña Aldo, León Rey Christian

Resumen

Introducción. La terapia sustitutiva con hemodiálisis es el tratamiento para insuficiencia renal crónica más usado a nivel mundial, el acceso vascular por excelencia es la fístula arteriovenosa, por su mejor funcionamiento, duración a largo plazo y menor número de complicaciones comparado con otro tipo de accesos. Material y métodos. Se realizó una revisión de 400 procedimientos quirúrgicos correspondientes a fístulas arteriovenosas para hemodiálisis en tres años, predominando el sexo masculino en 57.4%. Resultados. La principal causa de insuficiencia renal fue: DM2 en 34.3%; 355 pacientes de los analizados realizan sus sesiones de hemodiálisis en otra institución y solamente nueve en nuestra institución. El 100% de los pacientes contaba con al menos un catéter venoso central previo. En cuanto al tipo de fístulas 97.5% fueron autólogas y la localización más frecuente fueron braquiocefálicas en 52.25%. En la evaluación posquirúrgica a seis semanas encontramos 298 fístulas maduras y aptas para iniciar las sesiones, a tres meses se logró dar seguimiento a 190 pacientes con fístulas maduras y en uso; 174 no regresaron a una nueva evaluación desconociendo el estado funcional del acceso. Se presentaron complicaciones en 12.5%, siendo el desarrollo de hipertensión venosa la principal. Conclusión. La referencia temprana del paciente en insuficiencia renal crónica al cirujano vascular, para realizar una adecuada planeación del primer acceso y la consideración de otros, así como la atención temprana de las complicaciones para tratamiento oportuno, permite una mayor utilidad del acceso vascular e incremento en la calidad de vida de los pacientes.

Palabras clave: Fístulas arteriovenosas insuficiencia renal.

2017-12-15   |   398 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 45 Núm.4. Octubre-Diciembre 2017 Pags. 163-169 Rev Mex Angiol 2017; 45(4)