Fragmento

Los costos de la atención médica pueden alcanzar niveles tales que marginen a algunos pacientes de los beneficios del avance científico y tecnológico. Las razones de estos elevados costos son diversas y en la mayoría de los casos no está en manos de los médicos moderarlos. En este escrito se proponen algunas acciones que los médicos podemos realizar para disminuir los costos de la atención médica. La magnitud del ahorro que se puede alcanzar con estas medidas es modesta, puesto que la mayor parte de los costos no dependen de los médicos, pero se trata de ofrecer nuestra contribución. Evitar todo lo superfluo: no más medicamentos ni estudios que los estrictamente necesarios, sin medicina defensiva; y no ceder ante la presión de pacientes y familiares para que se prescriban pruebas o medicamentos inútiles.

Palabras clave:

2018-02-06   |   111 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 153 Núm.2. Marzo-Abril 2017 Pags. 151 Gac Méd Méx 2017; 153(2)