Relación entre el consumo de azúcares complejos y simples y la presencia de Diabetes Mellitus, en adultos mayores de vida libre

Autores: Vázquez Ontiveros Denisse, Montemayor Frías Sofía, Salas González Alejandra Patricia, Garza Sepúlveda Gerardo, Alvídrez Morales Ana Alicia

Resumen

Actualmente, la Diabetes Mellitus (DM), constituye un importante y frecuente problema de Salud Pública, por su elevada morbilidad y mortalidad. El presente trabajo ha sido encaminado a determinar la relación entre el consumo de azucares complejos y simples como factor de riesgo común y su relación con la Diabetes Mellitus, específicamente en adultos mayores de vida libre. La DM en el adulto Mayor (AM) es frecuente y en gran medida es por la falta de apego al tratamiento o hábitos inadecuados de alimentación. Es una condición crónica y frecuentemente requiere el uso de insulino terapia. La DM en el anciano es un problema de salud importante, a juzgar por la elevada prevalencia, la cual llega al 20% en diversos estudios e inclusive, al 40% en población de mayor de 80 años. Debido a que el envejecimiento secular de las poblaciones, es el primer factor que contribuye a su aparición, en los últimos 20 años se ha asistido a un creciente y sostenido aumento de su prevalencia: de 6% en la de los 70, al 12% en la del 90, considerando sólo los casos de diabetes conocida en EUA. Clínicamente, alrededor del 10% de personas con diabetes debutan con un cuadro severo que requiere el uso de insulina, pero sólo el 50% permanece usando insulina al cabo de 10 años de evolución. La mayoría, casi un 90% de ancianos diabéticos, debutan con diabetes tipo 2, desde 1997, pero hasta un 25 a 40% de estos pacientes, es su evolución, terminan utilizando insulina. Una consideración adicional, es la proyección demográfica, la cual revela, que una de cada cinco personas de la población a nivel mundial, tendrá más de 60 años en el 2050; en México se estima que, en menos de 20 años, este grupo de personas pasara del 5.1% al 9.1% de la población. (Cepeda, De la Garza, & Vega, 2006). La alta prevalencia de (DM) en los (AM) es conocida. Los resultados demuestran buen apego al tratamiento establecido, de acuerdo al consumo de los dos tipos de alimentos señalados y su comportamiento metabólico. Los AM son nutricionalmente vulnerables, debido a que la alimentación involucra no solo la nutrición, sino también el mantenimiento físico, esto conlleva a la necesidad del AM para vivir en algunos casos dependiente (Velázquez A. MC, 2004). En este contexto, surge la idea de realizar el siguiente ensayo, con el propósito de determinar la relación entre la prevalencia de (DM) por encuesta aplicada en (AM) de vida libre, con su consumo de azucares y verduras. Material y métodos: Estudio por conveniencia, descriptivo, transversal, bajo encuesta de1010 (AM) previa definición o descarte de la presencia de (DM) por encuesta aplicada. Se incluyó en la misma el género, la edad y la frecuencia alimentaria semanal. Se determinó la significancia de esta relación mediante la prueba estadística chi cuadrada Chi2 y P de Pearson por medio del software MedCalc®. Resultados: De 1010 (AM) el 26.7% declararon (DM) y el 73.3% no ser personas con diabetes. (26.7% corresponden a 171 mujeres y 99 varones), (73.3% son 436 mujeres y 304 varones). Al establecer la relación de (DM) y no (DM) con el consumo de verduras su nivel no fue significativo (p = 0.7792), observándose que el aumento en el consumo de verduras era directamente proporcional a la par con el aumento del número de diabéticos. En el consumo de azúcar su nivel de significancia (p < 0.05), fue estadísticamente significativo ya que el valor de p = 0.0213, pero el comportamiento fue a la inversa, ya que a mayor consumo de azúcar menor era el número de pacientes con diabetes.

Palabras clave: Diabetes Mellitus alimentación adulto mayor.

2018-02-27   |   193 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 18 Núm.1. Enero-Abril 2017 Pags. 36-40 Diabet Hoy Med Sal 2017; XVIII(1)