Resumen

Introducción: las troponinas han mostrado ser de gran utilidad en el abordaje diagnóstico de los pacientes que se presentan a los servicios de urgencias con sospecha de síndrome coronario agudo y en el tiempo se han utilizado para el pronóstico de otras enfermedades. Métodos: se realizó un estudio retrospectivo, descriptivo, con obtención de datos de una fuente de información secundaria generada a partir de registros del laboratorio institucional. El desenlace principal consistió en identificarlas frecuencias de uso de las troponinas, solicitadas en el servicio de urgencias analizándolas en función del tiempo de interpretación, usando como base la definición de valor crítico y relacionándolo con el tiempo expresado en las guías de infarto no ST internacionales. Resultados: de un universo de 1971 registros se calculó una muestra de 350 pacientes, de los cuales 341 cumplieron los criterios de inclusión. Al 100% de los pacientes se les solicitó troponina en el servicio de urgencias. La comorbilidad más frecuente fue hipertensión en un 57.2% de los casos, seguido de tabaquismo, dislipidemia y diabetes mellitus. 33% de los pacientes no tenían antecedentes. La justificación más frecuente para la toma del biomarcador fue dolor torácico en un 61.3% de los casos y disnea. Se encontró un resultado positivo solo en el 23.2% de los pacientes. El resultado de troponina permitió tomar conducta de alta médica en un 44% de los pacientes. Conclusiones: el uso de troponinas en el servicio de urgencias es un recurso valido, de amplio uso, que funciona como una herramienta de decisión clínica teniendo mayor valor cuando se utiliza en el contexto clínico adecuado. Si bien, este es un estudio transversal multicentrico, ofrece un punto de partida para identificar oportunidades de mejora en la atención en los servicios de atención inicial.

Palabras clave: Troponinas síndrome coronario agudo urgencias.

2018-08-02   |   499 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 10 Núm.3. Septiembre-Diciembre 2018 Pags. 97-101 Arch Med Urgen Méx 2018; 10(3)