Editorial

Autor: Zambrano González Mario

Fragmento

Los programas de estudio en el currículum de la carrera de medicina deben centrarse en las materias y los temas centrales del ejercicio de la profesión. Ya sea en el esquema tradicional de enseñanza o en la enseñanza por competencias y constructivismo la carga de aprendizaje es grande y el tiempo para cubrirla es poco. En el entendido que los nuevos conceptos científicos van sucediéndose cada día, y que alguna información con que un estudiante de medicina inició el primer semestre se verá al menos trastocada para cuando acabe la carrera, se antoja una labor imposible. Esto antes no sucedía. La ciencia médica era un carromato tirado por bueyes que llevaba un paso cansino y en la vida productiva de un médico apenas había algún cambio. Lo aprendido en la carrera le servía toda la vida. Ahora la ciencia médica es una súpervía transitada por un sinnúmero de automóviles que viajan a velocidades alucinantes, o si se prefiere, es un tren bala que parece querer competir con el sonido en velocidad. Con esta nueva situación, el aprendizaje de la medicina apenas inicia en las aulas y se prolonga toda la vida profesional, ahora más que nunca. Pero en las aulas se debe cubrir un mínimo de conocimientos o competencias para empezar ese viaje de ir aprendiendo al ir atendiendo.

Palabras clave: Medicina

2019-09-11   |   123 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 33 Núm.1. Enero-Junio 2019 Pags. 2 Rev. Esc. Med. Dr. J. Sierra 2019; 33(1)