Resumen

Objetivo: la principal etiología de hemorragia de tubo digestivo alta (HTDA) en pacientes con cirrosis hepática (CH) es de origen variceal, al tratarse de una complicación propia de esta enfermedad, puede encontrarse la presencia de varices esofágicas (VE) hasta en 50% de los pacientes con CH al momento de su diagnóstico. Del mismo modo se ha descrito la presencia de HTDA no variceal (HTDA NV) en un 30 a 40% de estos pacientes, con índices de mortalidad de 6 a 15%, encontrándose como principal etiología la enfermedad ulcerosa péptica. Con base en estas cifras, la HTDA NV en pacientes cirróticos es frecuente y sus cifras pueden estar subestimadas. Material y métodos: estudio transversal. Se incluyeron datos de 195 pacientes con diagnóstico de CH y HTDA mayores a 16 años, sin antes haber recibido atención o manejo en otro hospital, ingresados en el servicio de gastroenterología del Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” de octubre del 2015 a diciembre del 2017. Resultados: de 195 pacientes, 148 (71.8%) fueron hombres y 120 (61.5%) Child-Pugh B. La etiología de la HTDA fue variceal en 144 (73.8%) y no variceal en 51 (26.2% pacientes, de los cuales la principal causa fue enfermedad ulcero péptica. Se reportaron 13 (6.6%) defunciones, 2 (1%) requirieron cirugía, 32 (16.4%) lesión renal aguda y 25 (12.8%) requirieron más de cuatro concentrados eritrocitarios. Conclusiones: a pesar de ser la HTDAV más común en pacientes con CH, es importante diagnosticar aquellos con HTDA NV, debido a las implicaciones en el manejo y posibles intervenciones endoscópicas de urgencia.

Palabras clave: Cirrosis hepática hemorragia de tubo digestivo alta variceal hemorragia de tubo digestivo no variceal.

2020-03-06   |   48 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 6 Núm.2. Mayo-Agosto 2019 Pags. 97-103 Rev Sal Jal 2019; 6(2)