“Estoy hasta la madre: Covid la última puerta; el amor”

Autores: García Regalado Juan Francisco, Arellano Hernández Noé

Fragmento

Esta pandemía nos ha enseñado. Somos una generación afortunada de poder estar viviendo los tiempos presentes, hace 100 años hace que los médicos no enfrentaban un evento como el presente y ahora, nos toca ser actores y parte de este momento histórico. Al inicio de la pandemia las palabras de una colega urgencióloga marcaron mi mente, “Me siento como un soldado a punto de entrar a la batalla” y me hizo recordar esos soldados de la edad media frente al enemigo sabiendo que pronto venía el conflicto pero sin saber si regresarían a casa.  A lo largo de estos meses nos convertimos en esos guerreros, en esos soldados en la batalla, enfrentamos el cansancio, nuestros miedos, nos enfrentó no solo a los retos de una enfermedad nueva, sino también a una enfermedad que nos llevó a experimentar aquellas cosas de las que pocos nos han formado, nos han enfrentado a nuestra humanidad, a como dar malas noticias, a acompañar a morir, a mostrar la humildad de saber que no somos los maestros de la vida y la muerte, que tal vez, ese aforismo que enseñan algunas sedes de que el urgenciólogo transita entre la vida y la muerte como barquero es una mentira, para entender que solo somos los que acompañamos el transitar de esas personas que están con nosotros. Eso es lo que quisimos compartir en este libro, compartir las vivencias que así como nosotros muchos de nuestros compañeros están viviendo, y mucho más allá, el drama humano de una enfermedad humana.

El libro Estoy hasta la madre, Covid la última puerta el amor, también retrata una verdad indiscutible de la medicina de emergencias, el personal de urgencias y las áreas de terapia intensiva, hemos los primeros en entrar en la batalla, los que siempre han estado ahí dispuestos a apoyar y a atender a la gente, a estar siempre dispuestos a atender a la población, ¿No es acaso ese el sentido propio de la especialidad? ¿No es esa la razón por la cual nacimos y de la cual somos la causa y razón?

Pero también, el libro lleva un enorme matiz de espiritualidad, esta pandemia también nos está mostrando eso, no somos solamente material, somos un ser pensante, sintiente, y con trascendencia.

Estoy hasta la madre, coronavirus, la última puerta es el amor, esperamos que sea pronto del agrado de los especialistas en las salas de emergencias y un aporte a la humanidad. 


 

Palabras clave: reseña de libro

2021-03-09   |   72 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.3. Enero-Diciembre 2020 Pags. 43 Arch Med Urgen Méx 2020; 12(1-3)