Completo

Introducción
La anemia de células falciformes se clasifica como hemolítica y cursa con cuadros dolorosos recurrentes de intensidad variable, producidos por eventos de oclusión vascular diseminados en diferentes órganos. Es una enfermedad genética autosómica recesiva que tiene su origen en la sustitución de ácido glutámico por valina en la sexta posición de la cadena de globina β. La unión de dos cadenas alfa normales con dos cadenas beta mutadas, da como resultado la hemoglobina S (Hb S). A la combinación de un gen afectado y otro sano se conoce como rasgo falciforme o forma heterocigoto (1) . Esta enfermedad en su forma homocigótica se caracteriza por anemia moderada a grave, crisis vaso oclusivas y hemolíticas (2). La condición heterocigota es muchas veces pasada por desapercibida sin anemia o con una anemia leve, pero en condiciones de baja presión de oxígeno se puede observar la aparición de hematuria e infartos esplénicos y episodios recurrentes de dolor, que a largo plazo generan complicaciones hepáticas, pulmonares, cardiovasculares, cerebrales y esplenomegalia (3). Una técnica sencilla para la detecciónde Hb S es la inducción con metabisulfito de sodio que es un fuerte agente reductor que provoca la polimerización de la Hb S. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la enfermedad está ampliamente distribuida por Latinoamérica (4). En México se presenta una prevalencia del 0.6 y hasta 13.7% como lo indica el estudio de 5 poblaciones a lo largo del país(9). En el estado de Veracruz la prevalencia va del 1 al 16% (5-8) .

Material y Métodos
Se realizó un estudio transversal y descriptivo donde se incluyeron 150 pacientes de ambos sexos y con edades desde 1 hasta más de 60 años, que acudieron al laboratorio del Hospital de Alta Especialidad en Veracruz. Se realizó la toma de muestra de sangre venosa en un tubo con anticoagulante EDTA-K2 por método de vacío. Las muestras fueron procesadas con el equipo XN-2000 Sysmex para la obtención de los valores hemáticos. La inducción de drepanocitos se realizó con metabisulfito de sodio (Na2S2O3) al 2% colocando sobre el portaobjetos 3 µL de sngre y 4 µL de reactivo, la preparación fue cubierta con un cubreobjetos y los bordes fueron sellados con parafina. Posteriormente, se observó en un microscopio a 40x a los 15, 30, 60 minutos y a las 24 horas. A los pacientes positivos a la inducción, se les realizó recuento de reticulocitos y determinación de bilirrubinas. Los datos obtenidos se analizaron mediante Estadística Descriptiva utilizando el programa SPSS versión 24.0.

Resultados
De los 150 pacientes incluidos en el estudio (N=150) el rango de edad fue de uno hasta más de 60 años con una media de 33.5 años. De la población estudiada 86 fueron hombres (43%) y 64 mujeres (57%). Se observó que 88 cursaron con anemia lo que corresponde a un 58% de la población; de éstos, 32 fueron hombres (36%) y 56 mujeres (64%), considerando como anemia todos aquellos pacientes con valor de homoglobina menor a 12 g/dL en mujeres y de 14 g/dL en hombres. Los 88 pacientes que presentaban anemia se clasificaron según su grado con base en los siguientes parámetros: anemia leve, hemoglobina de 11.9 – 10 g/dL y anemia moderada-grave con concentración de hemoglobina menor de 9.9 g/dL. Así, se observaron 42 pacientes con anemia leve (48%) y 45 con anemia moderada-grave (52%). Al total de la población se le realizó inducción de drepanocitos con metabisulfito de sodio al 2%, lo que dio como resultado 2 pacientes positivos que representan el 1.3% de la población total estudiada. (Figura 1) 

De estos pacientes positivos para Hb S, uno corresponde al género femenino de 36 años que presentaba una anemia leve (Hb=11.9 g/dL), un hematocrito bajo de 34.4%, reticulocitos elevados de 3.06%, bilirrubina indirecta elevada (1.10 mg/dL) y por consecuencia una elevación en la bilirrubina total (1.35 mg/dL). El otro paciente con inducción de drepanocitos positiva, fue un masculino de 55 años sin anemia (Hb=12.1 g/dL) pero con una disminución mínima en la HCM (26.9 pg) así como una cuenta de reticulocitos de 1.63% y bilirrubinas normales. (Tabla 1).

Discusión
En la inducción de drepanocitos se observaron 2 pacientes positivos siendo éstos el 1.3% de la población estudiada, que es el porcentaje que se esperaba obtener en este estudio. Los pacientes con inducción positiva no presentaban una anemia grave pero sí una anemia leve, por lo que se pude concluir que los pacientes positivos presentaban rasgo falciforme y no enfermedad de células falciformes. Por otro lado, uno de estos pacientes presentó bilirrubina indirecta alterada y por consecuencia la bilirrubina total, lo que es sugerente de que el paciente se encontraba cursando una crisis hemolítica, lo cual a su vez resulta en concordancia con reticulocitos elevados que explican una compensación por parte de la médula. Dichos datos concuerdan con la clínica de un paciente en crisis hemolítica como los que describe Salomón-Cruz (9).

Conclusión
Se encontró una prevalencia de 1.3% de rasgo drepanocítico en la población estudiada y ya que en nuestro país no existen programas de detección permanente, sería una opción viable el incluir la inducción de drepanocitos en la biometría hemátca como medida pre-reproductiva por la sencillez y el bajo costo de la prueba.
 

Palabras clave: Células falciformes Hemoglobina S anemia drepanocítica.

2021-09-02   |   29 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.1. Enero-Junio 2020 Pags. 76-78 Rev Invest Cien Sal 2020; 15(1)