Fragmento

Antecedentes históricos

Etimológicamente la palabra propóleo o própolis se deriva del griego helenístico antiguo originado del verbo griego promalasso; la palabra “pro” significa delante de a la entrada de y “polis” significa comunidad o ciudad. La literatura indica que hace referencia a la acción protectora que realiza en el panal al sellar aberturas impidiendo la entrada de otros insectos y, también hace referencia a su aspecto gomoso que le permite desempeñar dicha función.

Podemos definir el propóleo como una sustancia resinosa sintetizada por las plantas, recolectada y procesada por las abejas que confiere protección física y biológica contra patógenos por los componentes que la conforman y la interacción sinérgica entre cada uno de estos. La composición química y actividad biológica depende de la flora del área de recolección de la abeja, la temporada y zona geográfica, entre otros. Entre las actividades biológicas que posee se encuentran: antioxidante, antifúngica, antiparasitaria, anticancerígena, cardioprotectoras, antiinflamatoria, antidiabética, antihipertensiva, hepatoprotectoras y por supuesto la actividad antibacteriana.

Palabras clave:

2023-04-14   |   238 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 17 Núm.2. Julio-Diciembre 2022 Pags. 19-29 Rev Invest Cien Sal 2022; 17(2)