Diagnóstico comunitario de salud de menores infractores del Centro de Internamiento Especial para Adolescentes

Community Health Diagnosis of Juvenile Offenders from the Special Internment Center for Adolescents 

Autores: et al , Deschamps Lago Rosa Amelia , Bolívar Duarte Laura Margarita , Aguilera Alfonso Alexander , Deschamps Lago María Esther, Lagunes Torres Teresa de Jesús, Bonilla Rojas Sashenka, Martínez Cazares María Teresa

Completo

Introducción

El diagnostico comunitario de salud debe Informar sobre las patologías que estén afectando a una comunidad, respon­der al por qué de esos problemas, comprender sus causas y efectos e Identificar recursos y medios para actuar, así como también en caso de detectarse, determinar las prioridades de intervención, de acuerdo a criterios científicos y técnicos. Este diagnóstico comunitario permitió detectar si la población in­vestigada este cursando con alguna patología que comprome­ta su salud. Y se enfocó en detectar alteraciones metabólicas, hematológicas, renales y parasitarias en una población de me­nores infractores.

Metabolismo: El metabolismo es el proceso que utiliza el or­ganismo para obtener o producir energía por medio de los alimentos que ingiere. El alimento está formado por proteínas, carbohidratos y grasas. Las sustancias químicas del sistema di­gestivo descomponen las partes de los alimentos en azúcares y ácidos, el combustible de su cuerpo. El organismo puede utilizar esta energía de inmediato o almacenarla en tejidos cor­porales, como el hígado, los músculos y la grasa corporal. (1)

Glucosa: Los carbohidratos son compuestos orgánicos for­mados por C, O e H a, de los cuales se puede obtener ener­gía con gran rapidez ya que aportan, aproximadamente, el 50% de las calorías que recibimos de la dieta. Se ingieren en forma de polisacáridos (almidón), disacáridos (sacarosa y fructosa) o monosacáridos (glucosa y galactosa). Los cuales, se degradan en el intestino delgado, hasta obtener mono­sacáridos que son absorbidos y transformados en glucosa a nivel hepático. Los niveles de glucosa en sangre (glucemia) se mantienen dentro de límites muy constantes debido, funda­mentalmente, a la acción de dos hormonas: la insulina (hi­poglucemiante) y el glucagón (hiperglucemiante). Así, tras la ingestión de carbohidratos aumenta la glucemia, pero, en las personas con un correcto metabolismo hidrocarbonado, es­tos niveles descienden rápidamente (por acción de la libera­ción de insulina) de manera que tras 1,5-2 horas la glucemia vuelve al nivel basal. Aunque las patologías relacionadas con alteraciones del metabolismo glucídico son muy diversas, los trastornos en la regulación del nivel de glucosa en sangre Cuando la homeostasis de la glucosa se altera por disfunción de cualquier elemento que la mantiene, se activan los síndro­mes hiperglucemicos, (>120 mg/dL en ayunas) o hipoglucé­micos, la disminución menor a 60 mg/dL. (2)

Triglicéridos: Los triglicéridos son unas sustancias que se in­cluyen dentro de las grasas. Químicamente, es una molécula de glicerol (un tipo de alcohol) a la que se han unido 3 mo­léculas de ácidos grasos. La mayor parte de la grasa presente en los alimentos, está en forma de triglicéridos. No obstante, existen otros componentes grasos, como los esteroles y los fosfolípidos, pero éstos son minimos. Los triglicéridos repre­sentan la mayor reserva de energía que se almacena en nues­tro organismo. También son buenos aislantes térmicos (en forma de grasa) y su degradación produce calor. Se obtienen en mayor medida de los alimentos de la dieta, aunque tam­bién pueden ser sintetizados por el hígado.

La hipertrigliceridemia es el exceso de triglicéridos en la sangre. Los alimentos que se consumen, se usan o se alma­cenan. Al comer, la grasa de los alimentos es digerida y los triglicéridos son liberados al torrente sanguíneo. (3, 4)

Colesterol: El colesterol es un esterol (lípido) que se encuen­tra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. Se presenta en altas concentraciones en el híga­do, médula espinal, páncreas y cerebro. Es un lípido esteroi­de, molécula de ciclopentanoperhidrofenantreno (o esterado), constituida por cuatro carboxilos condensados o fundidos,  denominados A, B, C y D, que presentan varias sustituciones: El colesterol, y el resto de las lipoproteínas, deben considerarse normales, o no, de acuerdo a la presencia de otros factores de riesgo cardiovascular; esto es lo que llamamos riesgo cardiovas­cular completo. Para las personas sin factores de riesgo y sin enfermedades cardiovasculares se pueden considerar normales los siguientes valores: Normal: menos de 200 mg/dl Normal-al­to: entre 200 y 240 mg/dl. Se considera hipercolesterolemia a los niveles de colesterol total superiores a 200 mg/dl. Alto: por encima de 240 mg/dl.(5)

Biometría hemática completa (BHC): La biometría hemáti­ca completa, permite analizar los componentes de la sangre, y detectar enfermedades y trastornos sanguíneos, como ane­mias, infecciones virales, bacterianas, parasitarias o micoticas, leucemias, enfermedades inflamatorias e incluso algunos tipos de cáncer. Este estudio ofrece información detallada del esta­do general de salud del paciente y puede revelar la presencia de enfermedades que en su mayoría pueden cursar asintomá­ticas. (5)

La biometría hemática, o citometría hemática, es el exa­men de laboratorio de mayor utilidad y más frecuentemente solicitado por el clínico. Ya que en un solo estudio se analizan tres líneas celulares diferentes: eritrocitos, leucocitos y pla­quetas, que no sólo detectan a patologías hematológicas; sino también a enfermedades de diferentes órganos y sistemas. (6,7)

Examen coproparasitoscopico: Examen de laboratorio clínico para analizar la materia fecal y detectar parásitos gastrointestinales, hepáticos o pulmonares. Su eficacia depende de realizar un diagnóstico correcto, el cual depende de la indicación, preparación de la muestra, los datos del paciente y la completa y correcta identificación durante la observación microscópica del parasito. (8,9)

Examen General de Orina (EGO): Un análisis de orina per­mite detectar si hay una infección de vías urinarias, problemas renales o diabetes, antes de una cirugía o si se está emba­razada. Su metodología consiste básicamente en tomar una pequeña muestra de orina en un recipiente estéril. El estudio evalúa los aspectos físicos, químicos y microscópicos de la ori­na, tales como la apariencia, color, olor, densidad, acidez, glu­cosa y la presencia de bacterias, entre otras variables. Depen­diendo del tipo de examen solicitado, este se debe realizar a primera hora de la mañana o también puede ser en cualquier momento del día (por ejemplo, cuando se desea identificar una infección). Por su parte, el tiempo de espera de los resul­tados es generalmente entre 24 a 48 horas. El análisis de orina permite detectar enfermedades en fases precoces y controlar su tratamiento. (10,11)

Materiales y métodos

Estudio transversal, descriptivo realizado en el Centro de in­ternamiento especial para adolescentes, Palma Sola Veracruz. Realizada por la Facultad de Bioanálisis de la Universidad Ve­racruzana. La población total incluida del estudio fueron 24 menores infractores. Se realizo la toma de muestra sanguínea por método de vacío en ayunas y las muestras fueron trans­portadas al laboratorio de la facultad de Bioanalisis, para la de­terminación de glucosa, triglicéridos y colesterol mediante el método enzimático colorimétrico de Spinreact Espectrofotó­metro o analizador para lecturas a 505 nm. y controles normal y patológico. Se realizó la Biometría Hemática Completa, se tomó muestra sanguínea con tubo lila y método de vacío y se realizó el extendido sanguíneo para detectar alteraciones mor­fológicas y el análisis citológico de eritrocitos, glóbulos blancos y plaquetas en el equipo de hematología, automatizado de 5 partes EMERAL 22 Celdin Abbot del CESS. En el examen gene­ral de orina, se evalúa los aspectos físicos, químicos y micros­cópicos de la orina, tales como la apariencia, color, olor, den­sidad, acidez, glucosa y la presencia de bacterias, entre otras variables. Examen coproparasitoscopico se analiza la materia fecal, para detectar la presencia de parásitos al microscopio con solución salina y lugol.

Aspectos éticos: La presente investigación se apega al Re­glamento de la Ley General de Salud en Materia de Investi­gación para la Salud, artículo número 17 y cumple con los lineamientos en materia de investigación y ética que se en­cuentran descritos en la declaración de Helsinki (1975) por la 18va. Asamblea Médica Mundial y la modificada en la 52va. en Edimburgo (2000) y con los criterios de la Norma Oficial Mexicana NOM 012-SSA3-2012 para la ejecución de pro­yectos de investigación para la salud en seres humanos.

Conflicto de intereses: Los autores manifiestan que no tienen conflicto de intereses en la realización del presente estudio.

Financiamiento: El financiamiento del presente estudio se realizó con recursos propios de las instituciones participantes. No se obtuvo financiamiento externo.

Resultados

No se detectaron alteraciones metabólicas en las determina­ciones de glucosa, triglicéridos o colesterol, no se observaron alteraciones hematológicas, renales y no están infectados por ningún tipo de parasito de acuerdo a los resultados obtenidos a partir del procesamiento de las muestras biológicas obteni­das de acuerdo a las metodologías que se realizaron a los me­nores infractores. con respecto al análisis estadístico la media de los triglicéridos está dentro de los valores de referencia. Véanse tablas 1, 2 y 3 en la página siguiente.

Discusión

Estudios e investigaciones publicadas en relación con la pobla­ción entre 15 y 24 años sugieren a que el incremento de los valores de glucosa, triglicéridos o colesterol, no se basa en el ayuno, lo que se demostró después de consumir un desayuno estandarizado, tampoco se observó un cambio importante a nivel clínico en estos parámetros bioquímicos, con respecto a la BHC no se observó ninguna alteración hematológica, en el EGO, tanto los parámetros físicos, químicos y microscópicos estuvieron dentro de los valores de referencia y no se observó en ningún menor infractor con algún tipo de parasitosis.

Conclusiones

Las poblaciones de menores infractores incluidos en esta in­vestigación, no presentan ninguna alteración metabólica de glucosa, triglicéridos o colesterol, o alteraciones en el examen general de orina ni alteraciones hematológicas o parasitosis que comprometan su estado de salud.

Palabras clave: Diagnóstico comunitario menores infractores transversal descriptivo.

2023-09-19   |   110 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 18 Núm.1. Julio 2023 Pags. 103-106 Rev Invest Cien Sal 2023; 18(Supl. 1)