El suicidio asistido

Autor: Quijano Narezo Manuel

Fragmento

Desde siempre, el médico militante se interrogó y se preocupó a propósito de sus deberes y sus obligaciones. En el editorial del número 1 del año 2000 advertía que en este siglo se plantearían dilemas éticos inéditos debido a los avances de la ciencia y la tecnología. Durante siglos esos dilemas eran simples: el comportamiento en el hogar del enfermo, el secreto profesional en casos de criminalidad, a quién salvar en caso de un parto difícil, y en el siglo pasado las dudas por el aborto terapéutico, la experimentación en humanos o cosas casi pedestres como la dicotomía de los honorarios. Pero se fueron agregando problemas, algunos que atañen al individuo y otros a la colectividad, que adquirieron una dimensión ética: entre los últimos un ejemplo muy claro fue la revolución sexual provocada por la píldora anticonceptiva que, el regular los nacimientos favoreció la liberación de la mujer y puso en juego influencias y factores sociales que generaron cambios en las costumbres de la vida familiar, laboral y en la educación de los hijos; entre otros ejemplos se puede mencionar, además, la preocupación por el eugenismo y la explosión demográfica, la capacidad de actuar sobre el comportamiento del individuo o del grupo mediante drogas u operaciones, el deterioro del ambiente y hasta de los ecosistemas.

Palabras clave: .

2003-04-21   |   851 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 44 Núm.5. Septiembre-Octubre 2001 Pags. 193-94. Rev Fac Med UNAM 2001; 44(5)