Reportes de vigilancia epidemiológica que el pediatra debe conocer

Autor: Vega Franco Leopoldo

Fragmento

Para expresar juicios acerca de la salud de los niños de un país, región o entidad federativa, optamos por buscar información de los daños que las enfermedades les ocasionan y opinamos de su salud por el tipo y frecuencia de los padecimientos que les agobian y por la magnitud con la que éstos les causan muerte. Procuramos saber de las tasas de mortalidad en etapas tempranas de la vida (neonatal, infantil, preescolar) y a partir de ellas hacemos inferencias de riesgo de muerte por las tasas específicas de las enfermedades que causan su muerte. Con esta información aventuramos juicios respecto a los peligros que pueden trastocar la salud de los niños, sin embargo, en ocasiones buscamos reportes menos accesibles pero más objetivos: las huellas de enfermedades de aquellos que han sobrevivido a sus efectos. Suponemos que el peso bajo al nacer y la talla baja en los escolares, son estigmas de desnutrición en la vida intrauterina o en una etapa temprana de la vida posnatal; o bien, hurgamos en informes de secuelas neurológicas debidas a problemas perinatales, o infecciones bacterianas o virales del sistema nervioso central. En otro sentido, asociado al costo que la sociedad percibe como consecuencia de las enfermedades, algunos optan por indagar la magnitud de los años de vida sana potencialmente perdidos por las enfermedades o los años potenciales de vida perdidos por las muertes a una edad temprana en la población.

Palabras clave: Vigilancia epidemiológica violencia intrafamiliar.

2002-12-02   |   749 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 69 Núm.1. Enero-Febrero 2002 Pags. 3-4. Rev Mex Pediatr 2002; 69(1)