A propósito de la clonación humana

Autor: Quijano Narezo Manuel

Fragmento

Derivados del descubrimiento de la estructura del DNA hace 50 años, los avances en métodos y técnicas, aceleraron y simplificaron la investigación sobre el genoma humano. En las dos últimas décadas, la sofisticación de los procedimientos para el DNA recombinante y la reacción en cadena de polimerasa (PCR), permiten analizar genes con gran facilidad, aunque nuestro conocimiento sobre los mecanismos que regulan la expresión de los genes a nivel molecular, la morfogénesis y la diferenciación especializada de cada uno de ellos sean todavía incompletos. La manipulación biotecnológica dio un sonado campanazo en 1997 con la clonación de la oveja Dolly, al abrir la posibilidad de utilizar el citoplasma de un óvulo al que se le había extraído el núcleo, para reprogramar todo el conjunto de genes (genoma) al introducirle el núcleo de una célula adulta. Antes se había seguido estudiando el funcionamiento del DNA, se habían identificado las enfermedades genéticas, las secuencias de proteínas codificadas y se inventó un “chip” para descubrir los genes en cosa de minutos. Mediante estas técnicas de manipulación del DNA se podrán preparar vacunas genéticas y crear anticuerpos contra el cáncer, el paludismo, etc. Nunca antes había tenido el ser humano tanto poder para manipular los secretos de la vida, el envejecimiento, el cáncer, la muerte, así como la prevención y, tal vez, curación de muchas enfermedades. Y de inmediato se empezó a hablar de la clonación de los seres humanos.

Palabras clave: DNA clonación humana enfermedades genéticas.

2003-05-12   |   5,214 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.1. Enero-Marzo 2003 Pags. 2-4. Lab acta 2003; 15(1)