Resumen

El concepto de osteoporosis se define ahora como una pérdida de la microarquitectura ósea que hace que se altere la calidad del hueso y lo haga proclive a una fractura; por lo tanto la medición de la cantidad de mineralización es sólo un factor que se suma a otros para determinar la resistencia o solidez del hueso. La densitometría ósea no se debe considerar una prueba de rutina y se hará cuando existan riesgos de fractura como son la edad, sexo, tabaquismo, peso corporal, antecedentes familiares y personales de fractura. Una densidad ósea baja indica el riesgo de fractura, pero la interpretación se hace tomando en cuenta otros índices como serían los marcadores bioquímicos de remodelación ósea. En la actualidad se cuenta con varios agentes farmacológicos para tratar osteoporosis y de esta manera individualizar el tratamiento, los cuales se pueden agrupar en dos categorías: antirresorptivos y anabólicos. Por lo tanto, la decisión para realizar las pruebas diagnósticas y la terapéutica se basan en el establecimiento de un criterio particular.

Palabras clave: Osteoporosis densitometría.

2003-05-13   |   1,145 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 46 Núm.2. Marzo-Abril 2003 Pags. 49-51. Rev Fac Med UNAM 2003; 46(2)