Fragmento

INTRODUCCIÓN Desde la fundación del hospital del niño, se atendían pacientes con cardiopatías congénitas de todo tipo, realizando los diagnósticos en forma clínica y con apoyo radiológico únicamente. Se derivaban los pacientes a la ciudad de México para terminar los estudios de apoyo diagnóstico y en caso necesario la corrección quirúrgica paliativa o definitiva, según fuera el caso. Posteriormente, al contar la institución con su cardiólogo pediatra intesado en el estudio y la resolución de los problemas en forma local, contando ya con ecocardiografia e intensificador de imágenes, se efectúan cateterismos y por lo tanto diagnósticos más precisos y en algunos casos, la resolución quirúrgica o paliativa de algunos padecimientos, pero sin existir un servicio cardiovascular clínico y quirúrgico como tal. En 1992 se justifica a las autoridades del hospital, la necesidad de la integración de un equipo en ésta especialidad e iniciar el programa de cirugía cardiovascular. Considerando que en Tabasco hubieron 54,000 nacimientos en el año (1998), es decir, se presentaron 432 casos nuevos ese año con una incidencia de 8 cardiopatías por cada 1000 nacidos vivos.

Palabras clave:

2003-05-15   |   1,233 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 4 Núm.1. Diciembre-Diciembre 1998 Pags. 237-238. Salud Tab 1998; 4(1)