Resumen

Hipótesis: Existe correlación entre ingesta de determinados alimentos, sintomatología, tamaño de hernia hiatal, grado de esofagitis, alteración esofágica y presión del esfínter esofágico inferior (EEI). Pacientes y métodos: Pacientes recibidos en el Hospital Juárez con reflujo gastroesofágico. A cada paciente le fue realizado interrogatorio, exploración y endoscopia; a un subgrupo, biopsias de esófago y a otro manometría. Análisis estadístico: Fórmula de Pearson, SPSS. Resultados: Fueron estudiados 83 pacientes con interrogatorio y endoscopia, 53 con biopsias y 16 con manometría. Nuestras principales correlaciones fueron: la esofagitis es inversamente proporcional a la longitud del esfínter esofágico inferior y directamente proporcional a la longitud intraabdominal del esfínter esofágico inferior y a la presión de reposo del esfínter esofágico superior. A mayor edad aumenta la presión residual del esfínter esofágico inferior. Conclusiones: Además de las mencionadas, y otras, no se encontró correlación entre el tamaño de hernias hiatales y presencia de esofagitis ni entre sintomatología y las demás variables.

Palabras clave: Reflujo gastroesofágico correlación esofagitis hernia hiatal.

2003-06-27   |   1,279 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 70 Núm.1. Enero-Marzo 2003 Pags. 7-13. Rev Hosp Jua Mex 2003; 70(1)