A propósito de los acontecimientos del 68 y de la juventud

Autor: Quijano Narezo Manuel

Fragmento

En octubre del año pasado se recordó, casi con demasiado entusiasmo, el movimiento estudiantil de 1968 y los acontecimientos políticos de la década de los sesenta en que, según algunos, se gestó el embrión de una nueva democracia, se cambió la mentalidad de las clases medias de México, se terminó la actitud conformista de la sociedad y se pudo vislumbrar la situación actual de partidismo activo y sumamente crítico. Se quiso presentar a ese movimiento como un suceso que cambió el destino del país. No el año de 68 sino más bien toda la década, sí puede señalarse como un hito en varios aspectos: la revolución sexual con la aparición de la píldora anticonceptiva, el despertar muy virulento del feminismo, la declinación de los valores morales tradicionales, el resquebrajamiento de la institución de la familia, la búsqueda de paraísos artificiales con drogas, la aparición de rebeldías novedosas, como los hippies y los beatnicks y otros fenómenos. Además, hubo acontecimientos muy destacados en muchas partes del mundo; los más comentados, los de París, Praga, Berkeley y México. En una palabra, cundió una actitud de rebeldía entre la juventud que descreía de los preceptos burgueses de la generación anterior y proponía nuevos conceptos.

Palabras clave: .

2003-07-03   |   1,487 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 42 Núm.1. Enero-Febrero 1999 Pags. 24-25. Rev Fac Med UNAM 1999; 42(1)