Resumen

La rosácea es un síndrome de etiología desconocida que involucra la piel y los ojos. La rosácea cutánea se caracteriza por episodios recurrentes de eritema, pápulas, pústulas, telangiectasias y rinofima. Sin embargo, el componente ocular no es reconocido fácilmente y con mucha frecuencia es mal diagnosticado, lo que trae consigo secuelas potencialmente serias. Los signos oculares incluyen blefaritis, conjuntivitis, epiescleritis, escleritis y queratitis. Presentamos la revisión de las características epidemiológicas, clínicas, histopatológicas y del tratamiento de esta común enfermedad.

Palabras clave: Rosácea ocular blefaritis conjuntivitis queratitis.

2003-07-14   |   2,930 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 73 Núm.5. Septiembre-Octubre 1999 Pags. 235-243. Rev Mex Oftalmol 1999; 73(5)