Análisis retrospectivo (1984-2000). experiencia en pacientes candidatos a cirugía de la epilepsia, (Buenos Aires, Argentina)

Autores: Kochen Silvia S, Giagante Brenda, Consalvo Damian, Oddo Silvia, Silva Walter, Solis Patricia, Centurion Estela, et al

Resumen

En el presente trabajo analizamos el algoritmo diagnóstico utilizado en los pacientes candidatos a cirugía de la epilepsia, evaluados entre 1984 y 2000. El análisis de la semiología ictal, y el registro ictal de la crisis presentó cambios que resultaron de gran ayuda para el diagnóstico, desde que se comenzó a realizar Video-EEG en 1995. En el diagnóstico anatómico, se produjeron las modificaciones más drásticas: a partir de 1990 se comenzó a realizar RM y desde 1993 se agregaron protocolos de optimización; y en 1999 accedimos al SPECT ictal. Estos avances tecnológicos restringieron la indicación de colocación de electrodos intracerebrales (SEEG), si bien la metodología no cambió. Seleccionamos 185 pacientes, que completaron el algoritmo. Todos los enfermos tuvieron registro EEG ictal, en 140 p. se realizó Video-EEG. En 44 p. se obtuvieron registros de SEEG, el 97.7% de éstos antes de 1995. Se realizó tratamiento quirúrgico de la epilepsia en 66 p.. La localización de la zona epileptógena fue: 46p. temporales, 12 p. frontales, 4 p. parietales y 2 p. Occipitales 2 p. generalizadas. Las etiologías más frecuentes fueron: esclerosis hipocampal (30p), tumores (13p), el resto fueron malformaciones vasculares y otras patologías inespecíficas. La evolución según la clasificación de Engel fue: clase I: 34 p, clase II: 4 p, clase III: 13 p, clase IV: 2 p. En trece p se perdió el seguimiento. Los cambios en los procedimientos diagnósticos nos han permitido mayor sensibilidad diagnóstica y disminución de estudios invasivos, con menor costo en el estudio de los pacientes con epilepsia refractaria.

Palabras clave: Epilepsia refractaria cirugia metodos diagnosticos electrodos intracerebrales.

2003-09-01   |   757 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 27 Núm.1. Enero-Abril 2002 Pags. 41-44 Rev Neurol Arg 2002; 27(1)