Elogio y Diatriba del Siglo XX

Autor: Quijano Narezo Manuel

Fragmento

Los médicos nos hemos conmovido siempre con el padecer de los enfermos, físico y mental y una parte de nuestra labor de intención terapéutica consiste tan solo en ofrecer comprensión y simpatía, que se traducen en apoyo moral y fortaleza psicológica. En un contexto más amplio, imbuidos de respeto a la naturaleza humana, sentimos no sólo piedad y compasión sino rebeldía y rechazo ante la insalubridad, la desnutrición y la pobreza extrema que posponen o impiden las acciones potencialmente curativas. Todo ello ha contribuido a que se tenga nuestra profesión en alta estima y se confiara en ella, ingenuamente, para resolver problemas sociales que, en este fin de siglo, son de una magnitud tan aterradora, que no podemos menos que considerar todas las potencialidades de nuestra medicina como un remedio minúsculo.

Palabras clave: .

2003-09-08   |   573 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 41 Núm.2. Marzo-Abril 1998 Pags. 49-50. Rev Fac Med UNAM 1998; 41(2)