Conocimiento en la prevención de enfermedades alérgicas por los padres que acuden a la consulta externa de pediatría

Autores: Almendarez Flores Claudia, Orozco Martínez Socorro, Correa Bautista Yolanda, Villa Georgina, Rosiles Sánchez Guadalupe, Rosales González Manuel Gerardo

Resumen

Introducción: La práctica pediátrica necesita de métodos educativos para los padres con el fin de prevenir enfermedades crónicas e incapacitantes en el futuro de sus niños. Los métodos educativos para que sean considerados efectivos deben de ser capaces de cambiar actitudes en los padres que disminuyan el riesgo de desarrollar una enfermedad alérgica. Necesitamos considerar la enfermedad alérgica como un problema de salud pública y para tomar las medidas preventivas se necesita de la participación del pediatra quien es el profesional que tiene el primer contacto con los niños. Métodos: El objetivo principal del presente estudio fue determinar el nivel de conocimientos adquirido por los padres en la consulta pediátrica era efectivo para que los padres fueran capaces de detectar factores de riesgo y cambiar de actitud para disminuir este riesgo. Se realizó un estudio transversal de cohorte, se llevó a cabo un cuestionario de 23 preguntas a los padres que asistieron a la consulta externa de pediatría del 13 de febrero al 30 de abril de 1999. Se clasificó el nivel de conocimientos según el siguiente puntaje: a) 0-20% muy bajo, b) 21 a 50% bajo, c) 51 a 79% bueno, d) 80 a 100% muy bueno. Se consideró un puntaje entre 51 a 79% bueno para que los padres fueran capaces de detectar factores de riesgo y de 80-100% cuando además eran capaces de cambiar de actitud. Resultados: El promedio de puntuación adquirido fue de 54 puntos (bueno). Los pacientes con más alto nivel escolar obtuvieron los puntajes más elevados, a pesar de que el médico es la fuente de información más importante, el 47% de las madres brindaron a sus hijos menos de tres meses de lactancia materna, 53% de los padres independiente de la información recibido ablactan a sus hijos entre los tres y seis meses y son capaces de reconocer alimentos como fresas, huevo y chocolate, con propiedades alergénicas. A pesar de que los padres están conscientes de la participación del tabaquismo pasivo en el desarrollo de enfermedades alérgicas, 53% de los padres continúan fumando en sus casas. 100% de los padres solicitan recibir información acerca de medidas preventivas para enfermedades elérgicas en el primer año de vida y consideran la mejor fuente de información al pediatra. Discusión: En América Latina la detección de poblaciones de riesgo para el desarrollo de enfermedades alérgicas incrementaría los costos, continuar con medidas de salud pública con lactancia materna y disminuir el tabaquismo pasivo continúan siendo importantes. El pediatra y alergólogo necesitan mejorar sus medios de comunicación clínica para cambiar las actitudes en los padres que contribuyan a disminuir el riesgo para desarrollar una enfermedad alérgica.

Palabras clave: Enfermedades alérgicas prevención educación.

2002-12-05   |   1,539 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 9 Núm.2. Marzo-Abril 2000 Pags. 57-64. Alergia e Inmunol Pediatr 2000; 9(2)